miércoles, diciembre 11

4 tips para resguardar tus datos personales en redes WiFi públicas

0
101

México vive una época de grandes cambios tecnológicos que nos ofrecen mejoras en la vida diaria -internet más rápido, smart gadgets, traducciones inmediatas, vehículos autónomos, entre otros- sin embargo, también implican nuevas amenazas.

Un ejemplo de ello son las redes WiFi públicas, mismas que cada vez son más dentro del todo el territorio mexicano. No importa el lugar en donde nos encontremos, es probable que exista una red abierta. Las encontramos en cafeterías, hoteles, el metro, metrobús, plazas y paradas de autobuses; infinidad de lugares que proporcionan acceso a internet gratuito, pero con grandes riesgos en cuestión de seguridad.

Según datos del 14º Estudio sobre los Hábitos de los Usuarios de Internet en México 2018, realizado por la Asociación de Internet Mx, del total de internautas del país, sólo el 56 por ciento cuenta con una conexión WiFi contratada. El resto se conecta a redes públicas o se limita a usar datos móviles y aunque el 76.37 por ciento de ellos conocen los riesgos en materia de seguridad informática, 33.42 por ciento siguen conectándose de manera gratuita a sabiendas que se vuelven vulnerables a ciberdelincuentes.

“Es considerable resaltar que todas las personas que utilizan una red, ya sea pública o privada, son vulnerables a un ataque cibernético; es una realidad que tenemos que afrontar, aceptar y evitar en medida de lo posible. El problema con los puntos de acceso a WiFi gratuito es que se convierten en un semillero sumamente atractivo para los hackers y para el robo de información personal importante”, asegura María Altuve, directora regional de Diligent Corporation LATAM.

Cuatro consejos para protegerte de ataques cibernéticos al ocupar una red WiFi pública:
1. Utiliza una Red Privada Virtual (VPN)

Las VPN son redes virtuales que permiten a los usuarios navegar por internet de manera anónima y segura, ya que crean una conexión cifrada, la cual difícilmente será interceptada.

2. Visita únicamente páginas que inicien en HTTPS y no HTTP

La terminación HTTPS (capa de seguridad de transferencia de hipertextos) aporta seguridad a la transferencia de datos, ya que se realizará de forma codificada y con menor riesgo de ser desencriptada.

3. Desactiva la conexión WiFi cuando no la necesites

El hardware del WiFi seguirá transmitiendo información, por esa razón si no necesitas ocupar esta función es mejor desactivarla y evitar la extracción de datos sin que te des cuenta.

4. Evitar comprar en línea

Mientras ocupas este tipo de redes evita realizar compras online y también conectarte a la banca en línea, con ello evitarás en mayor medida el robo de información sensible.

Las redes WiFi públicas representan una oportunidad de acercar los puntos de acceso a internet a la población. En México hay 79.1 millones de personas que navegan en la web, es decir, el 67 por ciento de la población de seis años o más, son internautas.

Por ello, tener conciencia en cuanto a la seguridad de la información es fundamental para evitar pasar momentos desagradables al ver vulnerados nuestros datos. Estar informados y contar con las herramientas necesarias nos permitirán navegar en internet con total seguridad y con la confianza de saber que no corremos ningún peligro cibernético.

Fuente: El Financiero

Comments are closed.