jueves, septiembre 24

80 mil personas murieron por gripe el año pasado en EE.UU.; ¿cómo cuidarse mejor?

0
307

Cerca de 80 mil personas en Estados Unidos murieron por gripe en el invierno pasado, un número mayor al de muertes por armas de fuego, accidentes de tránsito o sobredosis de opioides.

De acuerdo a cifras nacionales de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), la gripe suele cobrar la vida de 12 mil personas en temporadas bajas, mientras que en las más graves, estos números pueden ascender a 56 mil fallecimientos.

Sin embargo, autoridades de salud de EE.UU. nunca habían visto una estadística tan elevada como el de la temporada pasada, alcanzando su máximo registro desde que inició este censo en 1976.

¿A qué se debió la letalidad del virus pasado? ¿Y cómo protegerse mejor del temido virus de la influenza?

Como debes saber, la influenza es una enfermedad respiratoria que se transmite con facilidad y es mucho más peligrosa que el resfriado común. Síntomas incluyen fiebre, tos, dolores de cabeza, dolores en músculos y articulaciones y congestión nasal.

Hay cuatro tipos de virus de influenza, clasificados entre A, B, C y D, y la influenza estacional es provocada por las primeras dos (A y B). Ahora bien, cada año genera brotes distintos y el invierno pasado vio el regreso de la cepa H3N2, un subtipo de la influenza A también conocida como la gripe australiana.

H3N2 es una gripe muy peligrosa porque es difícil de prevenir y puede ser mortal entre grupos vulnerables como niños y personas de la tercera edad. La mayoría de muertes atribuidas a la influenza en la temporada pasada fueron causadas por este virus H3.

La cepa H3N2 es tan letal que una vacuna apenas puede reducir el riesgo de contraer la gripe por 33%, en contraste al 54% de efectividad cuando se presenta un brote de la influenza de tipo B, o el 61% en las temporadas del virus H1N1.

No obstante, los médicos recomiendan a la población que debe vacunarse de todas formas. Aunque la vacuna antigripal no es perfecta, es mejor estar un poco protegido que no estar protegido del todo. Además, no solo ayudan a prevenir la enfermedad, también ayudan a que no contagies a más personas y se propague entre la población susceptible.

Este invierno, especialistas estiman que veremos los subtipos más leves de influenza. De cualquier forma, acude a la Unidad Médica Familiar (UMF) que te corresponde y pide que te apliquen la vacuna. Tampoco olvides tomar las precauciones pertinentes, como lavarte las manos con regularidad, taparse la boca con el antebrazo si vas a toser y quedarse en casa si estás enfermo.

Fuente: Noticieros Televisa

Comments are closed.