domingo, octubre 20

A 62 años de su muerte, recuerdan a Pedro Infante como en sus mejores tiempos

0
502

Han transcurrido 62 años desde la muerte de Pedro Infante, pero hasta la fecha el Ídolo de Guamúchil continúa dando de qué hablar y es noticia porque su imagen y obra no pierden vigencia. Actualmente están en el horno dos producciones acerca del actor y cantante sinaloense: una bioserie de Televisa para la cual se busca protagonista (se habla del exacadémico azteca Raúl Sandoval) y una película de Netflix con Omar Chaparro en el rol central.

Y es que, Pedrito sigue siendo el máximo ídolo del pueblo mexicano, un icono de la cultura popular cuyas películas y canciones permanecen vivas en el corazón del público, trascendiendo entre generaciones. De ahí que esta mañana, como cada año desde entonces, habrá tertulia en el Lote de Actores del panteón Jardín donde reposan sus restos, y un gran número de cantores le entonarán ante su tumba el Amorcito corazón y los Cien años, entre otras de sus muchas grabaciones.

 

Se calcula que a lo largo de su carrera, que inició en 1939, participó en más de 60 filmes erigiéndose en gran estrella de la Época de Oro del Cine Mexicano, y, desde 1943, grabó más de 300 canciones de diversos géneros, mostrándose igual como un romántico bolerista que como un cantante bravío, genuino exponente de la música tradicional mexicana.

Mucho se habla y se escribe de este hombre que falleció a los 39 años de edad en aquel trágico accidente de avión ocurrido el 15 de abril de 1957 en Mérida, Yucatán; aunque también se especula ahora que fue víctima de un complot fraguado por un político celoso, y hasta se afirma que en realidad no pereció en el avionazo y que vivió bajo la falsa identidad de Antonio Pedro.

Son múltiples los episodios de la leyenda que se ha venido forjando en torno a la mítica figura de Pedro Infante a través del tiempo, lo otro cierto es que, a 62 años de distancia de su desaparición física, el artista oriundo de Mazatlán que se inició tocando la batería en una orquesta, adquirió visos de fenómeno social debido a su talento, su carisma y la penetración que consiguió al tocar las fibras más sensibles de un pueblo que, sencillamente, continúa extrañándolo y le rinde tributo en cada uno de sus aniversarios luctuosos.

Pedro Infante

Llama la atención el hecho de que aun cuando sus fieles admiradores ya se fueron, los públicos modernos lo conocen y compran sus películas, lo mismo que sus discos remasterizados o incluso en la piratería, generando jugosas ganancias económicas, además, con la venta de tequila, afiches y toda clase de productos que “huelan” a Pedro Infante.

EL MIL AMORES

Y ese fenómeno social también se debe a la imagen del mexicano alegre, pícaro y enamorado y al héroe urbano que representó en el cine, interpretando una gran variedad de personajes en cintas como Nosotros los pobres, Ustedes los ricos, A toda máquina, Pablo y Carolina, Los gavilanes, Dos tipos de cuidado, Los tres huastecos y muchas más.

Evidentemente, el mote de El mil amores –título de otra de sus películas— le quedó como anillo al dedo, de modo que la leyenda lo tilda de mujeriego, de ahí el elevado número de hijos que se le adjudican, aunque en realidad, oficialmente, ellos son: Guadalupe Infante López, fruto de un amor de juventud con su primera novia; Dora Luisa Infante León, hija de su hermana María del Carmen, a quien Pedro adoptó junto con María Luisa León; Graciela Margarita, Lupita y Pedro Infante Torrentera; Irma Infante Aguirre, a quien Pedro procreó con Irma Dorantes; y Cruz Infante Cazañas, reconocido por la madre del actor y cantante, como fruto de una relación con Piedad Cazañas, una empleada de la familia, ¿qué tal?

 

Fuente: El Sol de México

Leave a reply