viernes, enero 22

A la playa por el Día del Padre

0
281

Cerca de 8,000 personas llegaron ayer domingo para festejar el Día del Padre en la playa del malecón de este puerto.

El ambiente familiar reinó en esa parte de la ciudad debido a que la mayoría de los paseantes fueron familias.

Muchos papás aprovecharon para meterse al mar con sus pequeños o jugar con ellos en la arena, disfrutando de un día parcialmente nublado y que amenazaba con que en cualquier momento, las nubes iban a derramar un aguacero sobre la ciudad.

A pesar del cielo nublado, el calor persistió y cuando las nubes no tapaban el sol, aumentaba de intensidad, de manera que los visitantes no lo pensaron dos veces y se fueron directo al mar.

La tranquilidad de la jornada festiva en la playa se vio interrumpida al mediodía, cuando un visitante ebrio se comportó impertinente.

El paseante se bañaba en el mar, estaba ebrio e incluso tenía un envase de cerveza “caguama” consigo y una salvavidas lo invitó a salir porque, le dijo, podía sufrir una congestión alcohólica.

Ante el llamado de atención, el visitante se puso a insultar a la rescatista y siguió sin hacerle caso.

Ante ello, la joven llamó a policías municipales, quienes lo subieron a una patrulla y lo interrogaron pero él no colaboró, ni siquiera su nombre les quiso decir.

Desde la patrulla, el paseante le gritó a una mujer que estaba a lo lejos: “Voy a salir de ésta, vas a ver”.

En respuesta, la mujer, quien también se veía alcoholizada, se acercó a la patrulla y le gritó al sujeto que nunca más la vuelva a buscar; mientras.

Un grupo de teporochos que veía desde lejos lo que ocurría le gritaba porras a la Policía para que también detenga a la mujer: “que se la lleven, que se la lleven”.

Al final, la mujer se retiró y el ebrio fue trasladado a la cárcel municipal.

Fuente: Diario de Yucatán.

Leave a reply