sábado, agosto 24

A partir de los años veinte todo empezó a cambiar

0
75

Romeo Frías Bobadilla

En un abrir y cerrar de ojos

Hasta los años 30’s y 40’s, antes de la Segunda guerra Mundial, fueron casi las mismas costumbres de los años 20’s con algunas excepciones. La gente agarró la colita, puede decirse, de la bella época.
Los hombres dejaron de usar el sombrero y se convirtieron en los vaselinas. A principios de los 30’s todavía se efectuaban los bailes con carnet y lapicito para apuntar las piezas en que convenía la pareja.
Los bailes empezaban a las 9 de la noche invariablemente, con la obertura que era el lujo de los bailadores. A medianoche, el club obsequiaba a las bailadoras y a sus madres con un lonche a base de sándwich y de leche.
En los baños del mar, la mujer se presentaba con traje corrido que le cubría desde el pecho hasta las rodillas y para ir a la playa lo hacía cubierta con una sábana que dejaba cuando ya estaba dentro del agua, para que nadie le vea ni siquiera la rodilla.
El hombre vestía calzonera y camiseta, pero mientras estaba en la playa andaba con el pantalón puesto.
El cine sonoro se convirtió en el mejor de los espectáculos, ya que durante muchos años sólo habían pasado las películas mudas y a los artistas se les veía gesticulado y haciendo otros movimientos para dar a entender las escenas que se estaban proyectando.
Los cambios sociales fueron muy notorios a fines de los 30’s y ya para entrar en la década de los 40’s fue cuando empezó el conflicto armado que arrastró a casi todo el mundo.
La vieja música del jazz, el blues, el vals y el fox trot de los años 20’s, de la bella época, tuvieron un paréntesis, aunque desde luego había una tendencia a transformar las antiguas costumbres y poco a poco fue saliendo todo aquello que recordaban con satisfacción los antiguos pobladores, sobre todo en el caso de la música, para entrar el swing, el rock y twist, y más adelante la cumbia, salsa, rap, el merengue, pop y otros que todavía están en su apogeo, como la lambada y la punta.
La minifalda entró a la moda y luego desapareció para volverse más atrevida e insinuante.
Los hombres entraron a la era de la melena, de la patilla y de la barba. Los trajes cambiaban a cada rato, con modelos importados como todo lo que viene de fuera, ya que el extranjero marca los dictados en ese sentido.
La música, en su transformación, pasó del bolero a las baladas y a otros ritmos combinados con movimientos de baile, y en los tiempos actuales hasta con giros en el suelo.
La moda, como ya se dijo, es muy atrevida, porque casi todo es short, mini falda o falda pantalón, y en muchos casos en el pecho un top que solamente cubre los senos, y en el caso de los hombres la ropa llamada casual con pantalones, unas veces con bajos angostos como pantalón de beisbolista y otras anchos, de mezclilla y otras telas muy distintas a la de los años 20’s y 30’s. La comparación de una foto de esa época con la actual daría risa.
En materia de traje de baño, el bikini comenzó a rifar desde los años 60’s.

Fuente PorEsto

Comments are closed.