domingo, abril 5

A pesar de la letalidad del cáncer de mama en Yucatán, pocas mujeres se hacen la mastografía

0
114

 

El estudio debe realizarse al menos cada dos años

En Yucatán, el cáncer de mama es la enfermedad más letal en mujeres y registra en promedio 300 casos por año.

Sin embargo, a pesar de su peligrosidad y las campañas de difusión, especialistas señalan que ocho de cada diez mujeres no se realiza estudios de mastografía, que sirven para detectar anomalías que de observarse a tiempo, pueden evitarse y salvarse la vida. Este estudio debe realizarse al menos cada dos años.

En 2019, la entidad registró 329 casos de tumor maligno de mama, cifra que superó la 2018, que fue de 290. En 2017, el registro fue de 252 casos.

Para 2016, el número de casos fue de 210 y en 2015, 169. Este año, hasta el 8 de febrero, se han diagnosticado 29 casos de este mal.

El cáncer de mama es el responsable de la muerte de 16 mujeres cada día, ubicándose como la primera causa de fallecimiento por tumores en México.

El mayor problema es que en la mayoría de los casos se diagnostica en etapas avanzadas, lo que disminuye las probabilidades de éxito.

Las mastografías se mantienen como la única técnica validada para la detección oportuna del cáncer de mama, por lo cual es muy importante que todas las mujeres se realicen la prueba con frecuencia.

Estudios frecuentes

María Ester Brandan, especialista del Instituto de Física de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) mencionó en entrevista que no es suficiente con invitar a las mujeres para que se practiquen una mastografía, sino que se debe lograr que la vean como algo que deben realizar con frecuencia.

“Hemos detectado que países como Estados Unidos y Canadá han logrado disminuir la tasa de mortalidad por cáncer de mama y una parte fundamental tiene relación con lograr que las mujeres vean la mastografía como una revisión cotidiana y no crean que con sólo realizarse la prueba una vez en la vida ya es suficiente”, expuso.

Otro punto a considerar en este tema es que México cuenta con 100 veces más mastógrafos que médicos certificados para su interpretación.

La prevalencia del cáncer de mama incrementa a partir de los 50 años de edad, así como la mortalidad.

La sobrevivencia depende del estado clínico en que lleguen las pacientes, por eso es muy importante hacer énfasis en la prevención, pues a mayor edad es mayor la mortalidad.

Los riesgos para el desarrollo del cáncer de mama son tener antecedentes familiares de primer grado, presentar alteraciones mamarias, vida menstrual por más de 40 años, no haber tenido hijos o haber tenido su primer embarazo después de los 30 años de edad, dieta rica en grasas y baja en fibra, obesidad, alcoholismo y tabaquismo.

Se recomienda autoexplorarse las mamas a partir de los 18 años, después de los 25 se debe realizar una exploración clínica por parte de un médico y a partir de los 40 años de edad, una mastografía anual.

Fuente: Novedades Yucatán.

Leave a reply