martes, julio 23

A proceso por abuso de confianza

0
123

Dicta el Juez Segundo contra una mujer.

Auto de Vinculación a proceso se dictó en contra de María Georgina Guadalupe Cáceres Peniche, como probable responsable del delito de abuso de confianza, al resolver el Juez Segundo de Control del Centro de Justicia Oral de Mérida, Licenciado Luis Edwin Mugarte Guerrero, sobre la situación jurídica de la imputada.
El Juez aplicó diversas medidas de seguridad, entre ellas la obligación de acudir a firmar cada mes al Centro Estatal de Medidas Cautelares, la prohibición de salir del país y estar sometida a vigilancia del propio centro.
No accedió a imponerle la prisión preventiva, ni brazalete electrónico, así como tampoco le fijó garantía económica alguna, ya que no lo solicitó la fiscalía adscrita.
La denuncia en contra de la mujer por cerca de medio millón de pesos, la presentó ante la Fiscalía General del Estado, la Comercializadora Mayorista del Golfo a través de sus abogados, Ricardo Cueva G. Cantón y Miguel Bargas Díaz.
Según se desprende en los hechos imputados el 18 de noviembre del 2015, se promovió un juicio ejecutivo mercantil en contra de Rosa del Carmen Peniche González y la ahora imputada Cáceres Peniche, la primera como deudora principal y la segunda como a aval solidaria, derivada de la expedición de un pagaré suscrito por ellas y que no fue pagado en tiempo y forma.
En el mes de noviembre del 2015, el Juzgado Segundo de Distrito dictó un auto en el cual ordenaba correr traslado de la demanda a las demandadas, requiriéndose el pago de dos millones 300 mil pesos o en caso contrario que fueran embargados bienes a fin de garantizar la deuda exigida.
En el mes de enero del 2016, se constituyó la autoridad al predio marcado con el número 565-A de la calle 69 entre la 70 y 72, del centro de Mérida, a fin de notificar a las demandadas, procediendo al embargo del citado inmueble, otro adjunto y cuentas bancarias.
Sin embargo, a pesar del embargo realizado el 12 de enero del 2016, se detectó que Cáceres Peniche, continuó disponiendo del dinero de la cuenta bancaria a sabiendas de que no podía hacerlo, buscando con ello encontrarse en un estado de insolvencia.
Según se expone en autos, el daño reclamado en este proceso penal en el Juzgado Segundo de Control, es de 474 mil pesos, no obstante, al resolverse la situación jurídica de la mujer, se indicó que el monto acreditado es de 353 mil pesos.

Comments are closed.