jueves, agosto 6

ACTIV, el plan global estratégico para hallar la vacuna contra el coronavirus

0
194

 

El proyecto contra la pandemia de coronavirus requerirá que la industria, el gobierno y los círculos académicos colaboren de una manera sin precedentes.

Es bien conocido que equipos científicos del mundo entero se encuentran trabajando a marcha forzada en estudios clínicos que permitan obtener información sobre el comportamiento de la cepa de Wuhan para poder hallar la vacuna para terminar con la pandemia por coronavirus.

Es así que el epidemiólogo de la Casa Blanca y las principales autoridades de salud de Estados Unidos impulsaron un programa que permita la unión entre organismos públicos, empresas privadas y asociaciones filantrópicas de todo el mundo. Esto con la finalidad de permitir un intercambio de datos, transparencia y aceleración en la producción y distribución del fármaco que permita combatir al Covid-19.

En un artículo científico publicado por la revista Science, Anthony Fauci, actual director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas (NIAID), y Francis Collins, director del Instituto Nacional de Salud (NIH) dieron a conocer el programa ACTIV.

La propuesta “Aceleremos las Intervenciones Terapéuticas y las Vacunas contra el Covid-19 (ACTIV, por sus siglas en inglés) refiere que tiene como fin acelerar el proceso en “la trayectoria completa de desarrollo de una vacuna eficaz contra el SARS-CoV-2”, la cual indicaron sus autores “requerirá que la industria, el gobierno y los círculos académicos colaboren de una manera sin precedentes y que cada uno aporte sus puntos fuertes individuales”, explicó el documento.

De igual manera el plan comprende la dificultad que se vislumbra ante la capacidad industrial de producir una o más dosis necesarias para, potencialmente, los más de 7 mil millones de seres humanos que habitamos el planeta tierra.

Respecto a ello, los autores aseguran que “existe una necesidad de fabricar y distribuir una cantidad segura y efectiva de vacunas para inmunizar a una cantidad extraordinariamente enorme de personas a fin de proteger a toda la comunidad mundial de la amenaza continua de morbilidad y mortalidad causada por el SARS-CoV-2”.

Carrera contrarreloj en la búsqueda de la vacuna

A través de su portal oficial, el Departamento de Salud y Servicios Sociales de los Estados Unidos, estimó que “la demora de una vacuna podría ser de un año más o quizá 18 meses en total desde el comienzo de la pandemia, lo cual sería récord: hasta ahora, las vacunas nunca han demandado menos de cinco años de investigación y pruebas, razón suficiente para crear una plataforma de cooperación y transparencia donde los científicos puedan acelerar el proceso todo lo que se pueda. Otros motivos destacados son el escaso conocimiento que se tiene sobre cuál sería una respuesta inmunitaria eficaz: se ignora, por ejemplo, la duración de los anticuerpos de las personas que superaron la enfermedad, o el papel que juegan un tipo particular de glóbulos blancos de defensa, los linfocitos T”.

De igual manera, los expertos en la salud indicaron que “también es clave la cooperación para garantizar un alto grado de seguridad, ya que se intentaría vacunar a la población entera, porque existe el riesgo teórico de que la vacunación pueda hacer que la subsiguiente infección por SARS-CoV-2 sea más grave”, a partir de las observaciones en otros coronavirus de felinos.

El proyecto ACTIV comprenderá cuatro áreas de enfoque acelerado, cada una de las cuales estará dirigida por un grupo de trabajo altamente motivado de científicos de alto nivel que representan al gobierno, la industria y la academia:

Estandarizar y compartir métodos de evaluación preclínica en un foro abierto que permita la comparación y validación.
Priorizar y acelerar la evaluación clínica de candidatos terapéuticos con potencial a corto plazo.
Maximizar la capacidad y efectividad de los ensayos clínicos.
Desarrollo avanzado de vacunas.

Fuente:Sipse.

Leave a reply