domingo, julio 5

Acusación formal contra homicida de “El Jefe”

0
743

El asesino planea confesar para recibir una sentencia menor

La Fiscalía General del Estado presentó acusación formal por escrito en torno al asesinato del dueño de una agencia de cervezas de la población de Cosgaya, al estilo del Crimen Organizado, que se ventila en el Juzgado Primero de Control del Centro de Justicia Oral de Mérida, a cargo del Licenciado Antonio Bonilla Castañeda, en contra del presunto responsable, Carlos Adrián Toh Claudón.

El caso llegó hasta la fase intermedia, en la que se ofrecerían los medios de prueba a desahogar en el juicio, sin embargo, la defensa, ante las evidencias aportadas por la Fiscalía a lo largo de la etapa de investigación, solicitó que fuera diferida y plantearían ante la autoridad judicial un procedimiento abreviado, en el que el presunto asesino confesaría su participación en los hechos y pactaría una condena menor a la que recibiría en un juicio oral.

Se presume que hay otras personas involucradas en el asesinato de Wilberth Jorge Salazar, quien a pesar de que contaba con la edad de 60 años, era considerada una persona fuerte, puesto que cargaba cartones de cerveza para repartir en su camioneta Ranger y suena complicado que sólo un individuo haya podido someterlo para darle muerte de la forma en que fue asesinado y sepultado.

El extinto recibió varias puñaladas en la cabeza, tal vez fue sorprendido por su atacante al acudir a llevar un pedido de cervezas de su agencia conocida como “El Jefe” de la población de Cosgaya, comisaría de Noc Ac, a unos 10 minutos de viaje.

Pero las heridas que sufrió en el cuello y cabeza no fueron las que le causaron la muerte, ya que fue asfixiado con una bolsa de plástico que le pusieron en la cabeza, al ser encontrado su cuerpo en una fosa tapada con cemento, estaba atado de pies y manos, tenía trapos en la boca y la bolsa en la cabeza.

La Fiscalía General del Estado solamente consignó al pescador Carlos Adrián como el probable asesino de “El Jefe”, el móvil sería el robo, ya que siempre andaba con efectivo para cualquier negocio y llevaba en el cuello soguillas de oro con sus respectivos dijes y anillos del mismo metal en los dedos de la mano.

Dos personas ayudaron al acusado a tapar el hueco donde se rescató el cadáver de la víctima, luego de que perros entrenados olfatearon el cuerpo, tras practicarse una orden de cateo en el predio donde fue visto entrar el difunto tras estacionar su camioneta con un pedido de cervezas.

La Fiscalía le formuló cargos por el delito de homicidio calificado, que se sanciona de 20 a 40 años de prisión, delito por el cual fue vinculado a proceso.

Wilberth Jorge Salazar había desaparecido desde hacía varios días, se dedicaba al comercio y al parecer siempre andaba con efectivo para algún negocio que surgiera, tenía su domicilio en la población de Cosgaya y de acuerdo con las indagatorias, el pasado 24 de diciembre del 2018 fue citado en un predio de la calle principal de la comisaría de Noc Ac, municipio de Mérida, donde fue asesinado y su cuerpo arrojado a una fosa séptica, misma que fue tapada con cemento.

Al encontrarse el cadáver con el apoyo del grupo K-9 de la Secretaría de Seguridad Pública y con el apoyo de los criminalistas de la Fiscalía General del Estado se inició la integración de la carpeta de investigación.

Las investigaciones dieron positivos resultados, la Fiscalía solicitó primero una orden de cateo en el Juzgado Primero de Control en el predio donde se registraron los hechos y se levantaron evidencias para el esclarecimiento del crimen.

Con los elementos necesarios se procedió a solicitar la orden de aprehensión al Juez Antonio Bonilla Castañeda, misma que fue ejecutada por elementos de la Policía Estatal de Investigación, que lo pusieron a disposición del Juez en el reclusorio del Estado, donde le espera una larga condena.

Fuente: PorEsto

Leave a reply