martes, octubre 15

Administración de Trump evaluará leyes de difamación tras libro “Fire and Fury”

0
70

En la obra escrita por David Wolff, el mandatario estadounidense es presentado como un líder sin capacidad para dirigir las riendas del gobierno.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este miércoles que su administración evaluará las leyes de difamación, alegando que las actuales no hacen justicia a quienes se consideran víctimas de señalamientos falsos o que resulten en una afrenta a su carácter personal.

Aunque no ofreció detalles sobre los alcances de esta revisión, el mandatario explicó que se buscará con ello dotar de nuevas herramientas legales a quienes sean víctimas de actos de difamación, tras acusar que “nuestras actuales leyes de difamación son una burla y una vergüenza”.

“Vamos a echar un vistazo a las leyes de difamación del país, de manera que cuando alguien diga algo que sea falso y difamatorio sobre alguien, esa persona pueda tener recursos significativos en nuestras cortes”, dijo el mandatario ante periodistas en la Casa Blanca, poco antes de iniciar la primera reunión de gabinete del año.

El anuncio se dio en medio de la controversia provocada por la publicación del libro “Fire and Fury. Inside de Trump White House”, donde el presidente es presentado como un líder sin capacidad para llevar las riendas del gobierno.

El presidente pareció considerar la posibilidad de presentar una demanda para detener la publicación del libro de Michael Wolff, al pedir a la editorial Henry Holt & Company que se abstuviera de colocarlo en las librerías, y pedir una disculpa para el mandatario.

El amago, dirigido también a Wolf, no surgió efecto y en cambio provocó que la editorial adelantara cuatro días la publicación del libro que, en muchas ciudades del país, se agotó en cuestión de horas.

“Queremos equidad. Tú no puedes decir cosas, que se sabe son falsas, y poder sonreír mientras el dinero va a parar a tu cuenta de banco. Vamos a echar un fuerte, muy fuerte vistazo a eso, y creo que los estadounidenses quieren ver equidad”, insistió el mandatario.

En el pasado, Trump fue acusado de promover narrativas falsas, como su insistencia de que el hoy ex presidente Barack Obama no era ciudadano estadounidense por haber nacido en otro país, aun cuando este presentó su certificado de nacimiento del estado de Hawai.

Fuente: Aristegui Noticias

Comments are closed.