domingo, abril 5

Advierte Condusef de sociedades financieras fraudulentas en Yucatán

0
366

En Yucatán, supuestas empresas financieras llevan a cabo fraudes que van desde los mil hasta los 100 mil pesos con la promesa de un crédito previo a un pago por conceptos de comisiones por apertura y/o fianza. Sin embargo, una vez que el solicitante realiza estos pagos, termina acudiendo al Ministerio Público para presentar la denuncia correspondiente, pues las aparentes entidades financieras desaparecen.

Hay dos Sociedades Financieras de Objeto Múltiple, Entidades No Reguladas (Sofomes ENR) debidamente inscritas en el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros (Sipres), las cuales denunciaron ante la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) el uso fraudulento y suplantación de sus nombres comerciales, e incluso algunos de sus datos fiscales o administrativos, con los cuales las presuntas defraudadoras mienten a quienes buscan obtener un crédito “rápido” y “barato”, refirió la dependencia federal, mediante un comunicado.

Una de las afectadas es Logra Financiamientos, S.A. de C.V., Sofom, E.N.R., pues los defraudadores utilizan nombres similares como Financiera Logra o Logra Financiamientos. La otra afectada es Financiamiento Progresemos, S.A. de C.V., Sofom, E.N.R., la cual buscan confundir utilizando el nombre PROGRE$EMOS, S.A. de C.V.

Según la Condusef, las empresas falsas utilizan primero información como la razón social, direcciones, teléfonos e imagen corporativa (logotipos) de las Entidades Financieras debidamente registradas y supervisadas, para hacerse pasar por ellas. Dicha información es utilizada en documentos, contratos, publicidad, redes sociales, páginas de Internet apócrifas o anuncios en periódicos.

Después ofertan créditos inmediatos y con pocos requisitos, pero solicitan anticipos de dinero en efectivo o mediante depósito a una cuenta bancaria, con la finalidad de apartar el crédito, gestionarlo, adelantar mensualidades, pagar gastos por apertura o como fianza en garantía, generalmente por el equivalente al 10 por ciento del monto total del crédito solicitado.

A los “clientes” los contactan vía telefónica o por redes sociales, ofreciéndoles créditos con mensualidades de montos pequeños para hacerlos atractivos. Sin embargo, una vez que aceptan el crédito y pagan los gastos exigidos, no reciben el crédito y ya no se puede localizar a la empresa.

Cuando las víctimas realizan los depósitos a la cuenta bancaria o, en algunos casos, por medio de alguna tienda de conveniencia para obtener el supuesto crédito, buscan contactar a la entidad falsa y, al no tener respuesta, recurren a la Condusef para verificar su existencia, y es cuando descubren que han sido víctimas de un supuesto fraude.

La dependencia recomienda, antes de solicitar algún tipo de crédito, tomar en cuenta no dar anticipos ante un préstamo; revisar que la empresa esté registrada ante la Condusef, en su sitio web; no entregar documentos personales o datos de tarjetas de crédito o débito y no firmar ningún documento antes de leerlo completa y detalladamente.

Fuente: Jornada Maya

Leave a reply