lunes, julio 22

“Agitan aguas azules…”

0
101

Dirigentes panistas a nivel estatal y/o municipal han comenzado a organizarse con miras, dicen, a tomar medidas ante lo que prevén pudiera convertirse, en una suerte de reedición del Waterloo electoral.

De naturaleza política
ENRIQUE ARANDA

La vuelta de la esquina, literal, los comicios del próximo julio en que dos de las gubernaturas ahora bajo su control —Puebla y Baja California— estarán en disputa; en el arranque de un año (político) que se adivina incierto y plagado de riesgos, Acción Nacional no parece atinar todavía a definir los criterios de su eventual reorganización-refundación ni, menos, avanzar siquiera en un necesario “cierre de filas” orientado a subsanar el grave daño causado a su estructura por sus últimas dirigencias.

En las últimas semanas, efectivamente, a la vista el cúmulo de decisiones controversiales asumidas por el nuevo gobierno que, díría alguno, entrañan riesgos, sí, pero también oportunidades para una oposición partidista alicaída tras de ser, literalmente, arrollada en las pasadas elecciones, no pocos liderazgos (tradicionales) del blanquiazul han comenzado explorar alternativas para enfrentar la situación “sin tener que esperar o recurrir…” a la dirigencia de turno que encabeza ahora el gris-gris Marko Cortés, a quien no pocos de ellos identifican como “el último reducto del anayismo fracasado” y respecto de quien, en consecuencia, mantienen distancia.

En concreto, dirigentes panistas a nivel estatal y/o municipal, han comenzado a organizarse con miras, dicen, a tomar medidas ante lo que prevén pudiera convertirse, en Baja California y Puebla, al menos, en una suerte de reedición del Waterloo (electoral) vivido el pasado julio cuando, amén de ser arrasados por el lopezobradorismo ahora gobernante en la puja por la Presidencia, debieron también morder el polvo tanto en la integración del Congreso de la Unión —en Cámara de Diputados y Senado— como en una veintena de legislaturas estatales y en un altísimo número de alcaldías.

Hoy, la sola previsión de perder su hegemonía de prácticamente tres décadas en la entidad peninsular norteña o, peor, ver cómo un incidente presumiblemente fortuito, como fue el accidente aéreo en que perdieron la vida el ex gobernador poblano, coordinador de la bancada senatorial azul Rafael Moreno Valle y su esposa Martha Erika Alonso, les priva de un triunfo obtenido tras un prolongado litigio
en la estratégica entidad vecina de la capital, hace pensar a no pocos que el advenimiento de un escenario aún más complejo del que ahora enfrentan no está necesariamente lejano… sin considerar, claro, un eventual triunfo “masivo” de la coalición Morena-PT-PES, ampliada con la previsible suma del siempre oportunista Verde Ecologista de México (PVEM), en la disputa de posiciones legislativas y/o a nivel local.

Al margen, pues, las medidas de carácter institucional que pudieran adoptarse al interior del blanquiazul, entonces, no parece ocioso dar seguimiento a la acción que “cada uno en su entorno específico” ha comenzado a tomar liderazgos estatales y/o municipales para activar la reorganización y/o eventual refundación del otrora partido de la gente bien o, como habría que decirlo ahora, “de la gente fifí”.

Veremos.

ASTERISCOS

* Digna de encomio y reconocimiento, sin duda, la unánime decisión de los ministros de la Suprema Corte, encabezados ahora por Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, de reducir en 25% su ingreso respecto de 2018 y someter a revisión las percepciones de jueces y magistrados federales. Y más, cuando fueron adoptadas en pleno apego a la normatividad vigente y, a decir de su nuevo presidente, sin menoscabo de la autonomía del Poder Judicial.

* Más producto del pánico que derivó en “compras de pánico” que de consideraciones de orden estrictamente técnico, a decir de autoridades locales y federales, el desabasto de gasolina comenzó a hacer acto de presencia en la capital donde, vía redes sociales, a la entrega de ésta, se reportaba el cierre de, al menos, una veintena de estaciones en los más diversos rumbos de la ciudad…

Fuente: Excelsior

Comments are closed.