miércoles, septiembre 18

Al hospital por inducirse un aborto

0
94

PROGRESO, Yucatán.- La ambulancia de la Policía Municipal fue solicitada con urgencia, ya que una mujer se había provocado un aborto inducido y no paraba de sangrar.
El hecho ocurrió a las ocho de la anoche en la calle 31 entre 60-A y 62, frente a la CFE, en la parte alta de unos departamentos en renta.
Los primeros en acudir al llamado de auxilio fueron paramédicos de la Policía Municipal, quienes al ver que Karen V. G., de 33 años, sangraba profusamente la cuestionaron para saber qué le había ocurrido, hasta que confesó ante las autoridades que se había provocado un aborto, y ante el hecho llegaron elementos policiacos en varias patrullas.
También se notificó a la Fiscalía General del Estado que la madre de otros tres menores había abortado, tomando en sus manos el caso.

Fuente PorEsto

Comments are closed.