miércoles, enero 27

“Al tope” paseos a Isla Mujeres

0
656

Prácticamente al cien por ciento la demanda de paseos en lancha que ofrecen las cooperativas turísticas Puerto Juárez y Operadora del Caribe (OPCA) en las instalaciones de la Terminal Marítima de API, porcentaje que los lancheros esperan se mantenga al menos hasta el próximo 20 de agosto.

Tras la parálisis de actividades registrada el viernes, cuando la Capitanía de Puerto restringió la navegación a embarcaciones menores de 40 pies de eslora y, por ende, las embarcaciones se vieron impedidas para zarpar, la mejoría en las condiciones climáticas propició que los lancheros pudieran trabajar sin ningún problema, aprovechando la gran cantidad de turistas que arribaron desde primeras horas de la mañana, muchos por su cuenta, otros en excursiones que previamente habían contratado el servicio.

Entre ambas cooperativas se cuenta con una flotilla de 52 embarcaciones menores, de las cuales 17 pertenecen a la cooperativa Puerto Juárez y las 35 restantes a OPCA.

Fuentes de la Administradora Portuaria Integral (API) expresaron que la demanda de los servicios de tours de snorkel incrementó desde el pasado fin de semana, cuando los lancheros estuvieron trabajando aproximadamente a un 80 por ciento de su capacidad y desde entonces prácticamente todas las embarcaciones zarpan de los muelles, gracias a la importante demanda de los turistas, en su mayoría nacionales, que rentan el tour emocionados ante la posibilidad de snorkelear entre los arrecifes y apreciar la colorida vida submarina.

Las fuentes agregaron que la mayor parte de los turistas nacionales que rentan los servicios de las lanchas forman parte de excursiones que llegan a bordo de autobuses.

También incrementó la demanda de la única naviera que actualmente presta el servicio de transporte de pasajeros en Puerto Juárez después de que Marinsa abandonase la ruta, supuestamente a causa de las pérdidas que sufrió la empresa.

La Terminal marítima era todo bullicio, con turistas esperando abordar el barco de Naveganto y las lanchas de las dos cooperativas que ofrecen los paseos; algunos lancheros compraban los brazaletes que colocarían después en las muñecas de los pasajeros, garantizando con esto el pago por el derecho de muellaje que exige API.

Elementos de la Capitanía de Puerto, junto a inspectores de API, se abocaban a revisar las embarcaciones con objeto de constatar que las lanchas que zarpasen con turistas a bordo llevasen el equipo mínimo de seguridad requerido, esto es chalecos suficientes para todos los pasajeros, radio banda VHF, botiquín de primeros auxilios, aros salvavidas, bombas de achique, luces de navegación y grampín.

Y en caso de detectarse alguna irregularidad, como la falta de documentación o libreta de mar en un tripulante, se impide que la embarcación zarpe hasta que el error sea subsanado.

“Hay patrones que efectivamente tienen todos sus documentos en regla pero no los llevan a bordo de la embarcación, en estos casos se espera a que la presenten para que puedan zapar y en caso de que algún marinero no cuente con su libreta de navegación vigente, no puede subir a la lancha”, comentó de manera extraoficial un elemento de Capitanía de Puerto.

El cual agregó, a pregunta expresa, que hasta el momento no se ha detectado sobre cupo en embarcación alguna y en caso dado, se bajaría de la lancha a los pasajeros que rebasasen el cupo permitido.

“Pero no habría ningún problema porque a los pasajeros que se bajasen de una lancha, si es que llegase a darse el sobre cupo, se acomodarían en otra, siempre y cuando haya embarcaciones suficientes, porque después del mediodía es difícil que quede alguna, es tanta la demanda que se registra en estos días”.

Desde primera hora empezaron a llegar los primeros autobuses turísticos repletos de familias y grupos de amigos deseosos de embarcarse y pasar una agradable jornada de snorkel entre peces de colores, conocer los arenales de Isla Mujeres y almorzar en alguno de los clubes de playa especializados en el tradicional pescado ti-kin-xic.

Fuente: PorEsto

Leave a reply