miércoles, abril 8

Alergias en primavera

0
97

Durante la primavera, aumentan las consultas por alergia. ¿A qué factores se debe? Las personas que sólo la padecen durante esa época del año, ¿deben ser tratadas?

Las alergias aparecen cuando el sistema inmunitario reacciona ante una sustancia extraña (como el polen, el veneno de abejas o la caspa de las mascotas) o un alimento que no provoca una reacción en la mayoría de las personas.

Cuando tienes alergias, tu sistema inmunitario produce anticuerpos que identifican a un alérgeno en particular como dañino, incluso si no lo es.

Cuando entras en contacto con el alérgeno, la reacción de tu sistema inmunitario puede hacer que la piel, los senos paranasales, las vías respiratorias o el aparato digestivo se inflamen.

La gravedad de las alergias varía según la persona y puede ir desde una irritación menor hasta anafilaxis (una situación de emergencia potencialmente mortal).

Si bien la mayoría de las alergias no tienen cura, los tratamientos pueden ayudarte a aliviar los síntomas de alergia.

Los síntomas de la alergia, que dependen de la sustancia involucrada, pueden afectar las vías respiratorias, los senos y fosas nasales, la piel y el aparato digestivo.

Las reacciones alérgicas pueden ir de leves a graves. En algunos casos graves, las alergias pueden desencadenar una reacción que puede poner en riesgo la vida, la cual se conoce como «anafilaxia».

Algunos tipos de alergias, como las alergias a alimentos y a picaduras de insectos, pueden desencadenar una reacción grave conocida como anafilaxia.

La anafilaxia, una emergencia médica que pone en riesgo la vida, puede hacer que entres en estado de choque. Algunos de los signos y síntomas de la anafilaxia son los siguientes: pérdida del conocimiento, caída de la presión arterial, grave dificultad para respirar, etc.

Desde fines de agosto, pasando por septiembre con la llegada de la primavera y hasta octubre y noviembre se escuchan cada vez más estornudos.

Y es que en estos meses primaverales, aumentan las consultas por alergias respiratorias. Y los principales factores desencadenantes son la presencia de pólenes de árboles y gramíneas (diferentes tipos de pasto).

Según definen los expertos, una alergia es una reacción exacerbada del sistema inmunitario a una sustancia que su cuerpo identifica como invasor, y al cual clínicamente se define como alérgeno.

La mayoría puede ser tratada de forma simple, logrando una rápida disminución de los síntomas, pero cada una tiene sus particularidades y en ocasiones se requiere un abordaje más complejo.

“El 70% de los pacientes tiene rinitis y conjuntivitis alérgica simultáneamente. Un 25% posee sólo rinitis y el 5% predominantemente síntomas oculares, no debemos olvidar que muchos asmáticos tienen rinitis alérgica simultanea y que ambas afecciones se pueden empeorar en forma sucesiva o simultanea si hay alergia al polen y exposición al mismo”, explicó a Infobae el doctor Jorge Máspero, director médico de la Fundación CIDEA.

Y agregó: “Los pólenes son dispersados por el viento. Si bien los pacientes suelen culpar de sus síntomas a los plátanos porque producen pelusas con espículas que irritan la vista y la nariz, no siempre son la causa de la alergia del paciente. De hecho, otros pólenes como las coníferas, el olmo, el arce y el fresno son causas tanto o más importantes de alergia que el polen de plátanos”.

No es raro tener alergia a distintos pólenes, por ejemplo, árboles y gramíneas que polinizan en forma sucesiva aumentando la severidad y duración de los síntomas. “Sin duda, la alergia a las gramíneas es la más prevalente pero la frecuencia y severidad de cada tipo de alergia al polen varían según las zonas geográficas del país”, detalló Máspero.

Con relación a aquellas personas que sólo tiene alergia en los meses de septiembre y octubre, Máspero precisó que padecen una alergia estacional que debe ser evaluada y tratada por un especialista certificado en alergia. “En muchos casos sabiendo de antemano a qué polen son alérgicos se puede optar por la administración de medicación profiláctica desde unos 10 días antes del comienzo de la polinización. Y para los que tienen síntomas severos, está indudablemente demostrado que la mejor opción es la inmunoterapia con el polen que los afecta, ya que permitirá que en los años siguientes dejen de tener esos síntomas”, indicó el experto.

La alergia es una afección causada por mecanismos de hipersensibilidad, que es una reacción exagerada, fuera de lugar, que se produce cuando el organismo se encuentra con estímulos o agentes que, por otra parte, son inocuos como, por ejemplo, el polen. Las reacciones se manifiestan clínicamente de forma variada y diferente, no sólo de persona a persona sino también en las distintas etapas de la vida de una misma persona.

Factores causantes:
Algunos factores pueden ser pólenes de árboles como el arce, fresno, plátano, olmo, ligustro, coníferas entre otros, desde fines de agosto y durante septiembre.

Polen de gramíneas (diferentes tipos de pastos), desde mediados de octubre a principios de noviembre.

Esporas de hongos: los hongos de interior de los ambientes como, por ejemplo, manchas de pared, pueden causar síntomas durante todo el año y los de exterior, como la Alternaria, predominan a fin del verano y durante el otoño.

Ácaros de polvo o caspa de animales. (mascotas)
Existen una serie de sustancias que, sin ser causas de alergia, contribuyen a empeorar los síntomas por sus características irritativas como el humo de tabaco, aromas demasiados fuertes o en otros casos, algunos medicamentos de uso habitual pueden agravar los síntomas como ser aspirina o beta-bloqueantes.

¿Hay tratamientos para el alivio de los síntomas?
Existe medicación que controla los síntomas, siendo los antihistamínicos los más adecuados. Es importante consultar al médico sobre que tipo de antihistamínico debe recibir ya que esto va a depender de la edad, el tipo de enfermedad, la gravedad de los síntomas etc. y el médico es quien podrá evaluar cual lo beneficia mejor y menor riesgo de efectos adversos podrá ocasionarle. Por lo cual es muy importante no automedicarse.

Las vacunas especificas de alergias son el único tratamiento que puede frenar la evolución de la enfermedad modificando la sensibilidad al polen en cuestión y ofreciendo un alivio prolongado.

Por otra parte existen las Alergias estacionales en los niños, Cada otoño.

Timmy de 5 años sufre una secreción nasal, picazón, ojos hinchados y ataques de estornudos.

Su madre tiene el mismo problema, y supone que se trata de una fiebre del heno leve, y algo con lo que su hijo tiene que aprender a vivir.

Sin embargo, recientemente, Timmy también ha padecido de ataques por no poder respirar y sibilancia cuando visita a su abuela y juega con sus gatos.

El pediatra de Timmy cree que es asma alérgica y quiere que el niño se someta a algunas pruebas.

Los síntomas de Timmy no son raros en los niños, las alergias y el asma con frecuencia se inician durante la niñez y continúan durante toda la vida. A pesar de que ninguna se puede curar, con la atención adecuada generalmente se pueden mantener bajo control.

Las alergias las ocasiona la reacción del cuerpo a las sustancias denominadas “alérgenos”, los cuales ocasionan que el sistema inmunitario reaccione ante sustancias inofensivas como si estuvieran atacando el cuerpo.

Algunas alergias son fáciles de identificar por el patrón de síntomas que viene después de la exposición a alguna sustancia en particular.

Pero otras son sutiles y se pueden hacer pasar por otras afecciones.

El tratamiento de las alergias y el asma de su hijo debe empezar con su pediatra.

Si es necesario, su pediatra le puede referir con un alergista pediátrico para realizar las evaluaciones y tratamientos, dependiendo de qué tan severos sean los síntomas del niño.

A pesar de que existen muchos antihistamínicos, descongestionantes e inhaladores nasales de venta libre, es muy importante que consulte con su pediatra por anticipado para asegurarse de que la alergia y el asma de su hijo están diagnosticadas correctamente y que los síntomas están recibiendo el tratamiento apropiado.

Recuerda consultar con un médico para saber si tienes síntomas de alergia.

Una alergia comienza cuando tu sistema inmunitario confunde una sustancia normalmente inofensiva con un invasor

Fuente: Diario de Yucatán.

Leave a reply