lunes, septiembre 28

Alerta por reducción de gas natural

0
570

En alerta por la reducción de gas natural, así se declaró el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), lo que representa un drástico riesgo para la producción de energía de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en la Península de Yucatán, en una situación que inquieta al sector turístico de Quintana Roo debido a que ya se han registrado algunos apagones en la región, el más reciente en abril pasado.

Sin embargo, de forma inmediata la paraestatal lanzó un comunicado minimizando los riesgos porque se está “trabajando” y que están preparados para resolver el problema.

La Cenace, es el operador independiente del Sistema Eléctrico Nacional y administrador del Mercado Eléctrico Mayorista en México y mediante oficio CENACE/DOPS/128/2019, dirigido a todos los integrantes de la industria eléctrica, estableció un Estado Operativo de Emergencia para la Península de Yucatán debido a la falta de disponibilidad de gas natural, lo que hace que las centrales de generación en la península operarán a sólo 25 por ciento de su capacidad, ya que se contará con 315 megawatts de los 1,262 megawatts instalados a cargo de la CFE en tres ciclos combinados.

Ante ello, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) salió al paso al afirmar que este tema de combustibles está atendido y que están preparados para resolver el problema.

Esta situación, generó inquietud entre empresarios de la industria turística de Quintana Roo que ya han padecido por los apagones registrados en la región últimamente, el más reciente en abril pasado, lo que afecta en gran medida a la industria sin chimeneas.

La CFE emitió un comunicado donde indicó que para la generación de electricidad se cuenta como último recurso, disponer de la capacidad adicional que tiene la compañía mediante líneas de interconexión para satisfacer el consumo en el sureste.

Es importante precisar que la alerta de la Cenace es concreta, en el sentido de para los siguientes meses del año, persistirá una indisponibilidad de gas natural hacia la Península de Yucatán del orden de 200,000 gigajoules al día y en consecuencia, una indisponibilidad de generación en las centrales de ciclo combinado correspondientes al 75 por ciento de la capacidad total instalada de 1,262 megawatts.

Es decir, sólo se tendrán disponibles alrededor de 315 megawatts de ciclo combinado, consumiendo gas natural, en tanto, la Península presentará demandas máximas de alrededor de 2,170 megawatts de abril y octubre, aunado al compromiso de exportación de 50 megawatts a Belice, lo que se traduce en un requerimiento total de energía eléctrica de 2,220 megawatts para el presente año.

Además, se determinó que la capacidad de despacho de energía eléctrica del Sistema Interconectado Nacional (SIN) es de máximo 1,235 megawatts, es decir, 56 por ciento de las necesidades, luego de que se activó el criterio N-1 del Código de Red para operar en estado de alerta.

En ese sentido, desde el pasado 14 de junio, la empresa Generación V de la CFE, informó al Cenace que el parque de generación localizado en la Península de Yucatán ha presentado desabasto de combustibles, incidencia de fallas fortuitas y degradaciones que han incidido en una baja confiabilidad en la capacidad de disponibilidad de energía.

Cabe recordar que en abril pasado, la Península de Yucatán sufrió un tercer apagón del 2019, afectando distintos sectores de Yucatán y Quintana Roo, luego que la CFE anunciara una inversión de 2 millones de pesos para reforzar la red de transmisión entre Ticul y Escárcega por los apagones del 8 de marzo y el 5 de abril.

El apagón, dijo la CFE, afectó a 500 mil usuarios de Quintana Roo y Yucatán. En la primera entidad la falla tuvo una duración de 18 minutos y en el segundo 11 minutos en aquella ocasión.

Fuente: PorEsto

Leave a reply