miércoles, septiembre 30

Alertan de empresas fraudulentas que ofrecen créditos rápidos y baratos

0
158

 

Condusef advierte que entidades apócrifas ofrecen préstamos con pocos requisitos, pero solicitan anticipos

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) lanzó una nueva alerta por empresas que utilizan de manera fraudulenta el nombre entidades financieras, entre ellas una con presencia en Yucatán, por lo que recomendó a la población que, en caso de solicitarles dinero para otorgarles un crédito, tengan precaución para evitar perder parte de su patrimonio.

Recordó que la práctica de suplantar la identidad de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple, Entidades No Reguladas (Sofomes, ENR), tiene como fin defraudar a quienes buscan un crédito, y por medio de firmas apócrifas se ostentan como entidades financieras en redes sociales, páginas de internet falsas o anuncios en periódicos.

Cabe mencionar que en diciembre de 2019, la Condusef alertó que este tipo de “empresas” operaban en Yucatán.

Las personas engañadas han pagado y perdido cantidades que van de entre mil a cien mil pesos, por lo que han tenido que recurrir ante el Ministerio Público a presentar la denuncia correspondiente.

En el caso de Yucatán, la entidad financiera debidamente registrada en la Condusef es Logra Financiamientos, S.A. de C.V., Sofom, E.N.R. y la “empresa” que la suplantó es Financiera Logra y Logra Financiamientos.

Al utilizar la misma razón social, se deberá verificar ante la Condusef la correcta.

Esta falsa empresa opera también en Veracruz y Querétaro, a través de las redes sociales Facebook y WhatsApp.

La Condusef informó que en las últimas semanas 14 Sofomes, E.N.R. y 2 Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (S.C. de A.P.) debidamente inscritas en el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros (Sipres) denunciaron ante la Comisión el uso fraudulento y suplantación de su nombre comercial.

Los denunciantes dijeron que también le dieron mal uso a sus datos fiscales con los cuales las empresas apócrifas defraudan a personas que buscan obtener un crédito “rápido y barato”.

Cómo operan

Estas “empresas” fraudulentas utilizan la razón social, direcciones, teléfonos e imagen corporativa (logotipos) de las Entidades Financieras debidamente registradas y supervisadas, para hacerse pasar por ellas. La información es utilizada en documentos, contratos, publicidad, redes sociales, páginas de Internet apócrifas o anuncios en periódicos.

Para atraer personas ofrecen créditos inmediatos y con pocos requisitos, pero a cambio, solicitan anticipos de dinero en efectivo o mediante depósito a una cuenta bancaria con la finalidad de apartar el crédito, gestionarlo, adelantar mensualidades, pagar gastos por apertura o como fianza en garantía, generalmente por el equivalente al 10 por ciento del monto total del crédito solicitado.

Usuarios también han reportado que personas que laboran en las empresas falsas los contactan vía telefónica o por redes sociales.

Les ofrecen créditos con mensualidades de montos pequeños para hacerlos atractivos, sin embargo, cuando no reciben el crédito y ya pagaron los gastos exigidos ya no las pueden localizar o bien descubren que no trabajan para la Entidad Financiera que fue suplantada.

La información personal es solicitada a las víctimas vía WhatsApp o Facebook, a través de Messenger, poniendo en riesgo sus datos personales.

Una vez que las víctimas realizan depósitos a la cuenta bancaria o, en algunos casos, por medio de alguna tienda de conveniencia para obtener el supuesto crédito buscan contactar a la entidad falsa y al no tener respuesta recurren a la Condusef para verificar su existencia. Así descubren que han sido víctimas del fraude o suplantación de una entidad financiera.

Recomendación

La Condusef recomienda antes de solicitar algún tipo de crédito, evitar a quienes les solicitan dar anticipos; asegurarse que a Institución o Entidad Financiera esté registrada ante el Sipres que administra la Condusef, lo cual se puede hacer vía teléfonica, por internet y en las oficinas del organismo.

No se debe dar dinero antes del otorgamiento de un crédito, ya sea por concepto de seguro, comisión o gestión del crédito ni entregar documentos personales o datos de tarjetas de crédito o débito.

Asimismo, se pide evitar proporcionar información personas y no realizar operaciones a través de Facebook, WhatsApp o cualquier otra red social, antes de confirmar que en realidad se trata de una entidad financiera.

No se deberá firmar algún documento antes de leerlo y asegurarse de la relación laboral entre las personas con las que se contacta y la entidad financiera. Si la razón social de la empresa contiene las “S.A. de C.V.”, asegurarse que esa empresa o entidad realmente exista.

Bien regulados

Desde que en 2006 surgieron las Sofomes ENR, actualmente el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros tiene un padrón de dos mil 870 entidades que en su mayoría cumplen con la transparencia, cuentan con unidades de atención a clientes y buscan una mejora diaria ofreciendo productos especializados y diferenciados a los de la banca tradicional.

La Condusef trabaja con las asociaciones que agrupan a estas instituciones para que establezcan reglas de autoevaluación y estándares de actuación en beneficio de sus clientes.

Fuente: Novedades Yucatán.

Leave a reply