domingo, agosto 25

Alertan sobre la venta de medicinas ‘baratas y peligrosas’

0
284

Entre 2010 y 2017, autoridades decomisaron dos mil 921 toneladas de fármacos irregulares en todo el país, pero la práctica continúa

A pesar de que la indicación de los médicos cuando prescriben un fármaco es cumplir con la dosis, muchos pacientes no lo acostumbran y, en el momento en el que se sienten recuperados, abandonan el tratamiento y guardan los sobrantes de medicamentos.

Estos “sobrantes” son obsequiados o vendidos a familiares y amigos o incluso terminan en tianguis o en grupos de ventas de Facebook.

En Yucatán, pueden adquirirse, hasta 70 por ciento más baratos, los medicamentos que incluso pueden ser apócrifos e irregulares.

Se ofrecen fármacos para la disfunción eréctil, diabetes, hipertensión y hasta una falsa pomada “con cannabidiol”, en la vía pública, en mercados, tianguis e incluso ventas casa por casa.

La Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) advierte de los riegos para la salud y legales, pues está penado porque, en algunos casos, son del Sector Salud, cuyo empaque dice “Prohibida su venta”.

Si bien, las autoridades ya tienen identificados los tianguis en los que se venden más medicamentos ilegales, no se ha logrado frenar el problema. Entre 2010 y 2017 se recolectaron dos mil 921 toneladas de fármacos irregulares en todo el país, pero la práctica continúa.

Adquirir medicamentos vía internet o en la calle puede generar graves riesgos para la salud, debido a que pueden ser versiones “pirata”, estar contaminados e incluso caducos. Esto, de acuerdo a las autoridades sanitarias, puede ocurrir en cinco o más de cada 10 productos que se ofertan.

En este sentido, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) advierte que estos fármacos pueden carecer de registro sanitario y contener información falsa en su etiqueta; además se encuentran en el piso, expuestos al polvo, sol o fauna nociva, perdiendo calidad, seguridad y eficacia.

Aunado a esto, pueden contener compuestos distintos al que señala el empaque. Eso sin contar que al comprar medicamentos en lugares irregulares se está violando la ley.

“Cuando los medicamentos se adquieren en la calle o por internet, no existe la certeza de que sean originales y que se desconoce su procedencia por lo que pueden ser robados y al consumirlos, el paciente pone en riesgo su vida”, expuso Ezequiel Fuentes, director médico de Laboratorio PISA.

Sobre las compras vía internet, Cofepris indica que antes de comprar un medicamento se debe considerar que existe la probabilidad de que entre el 50 y el 90 por ciento de éstos sean irregulares, además de que una gran mayoría no han comprobado su calidad, seguridad y eficacia, además de no cuentan con un registro sanitario.

Fuente: Novedades de Yucatán

Leave a reply