lunes, abril 6

“Alito” oficializa huida

0
170

El Gobernador del Estado pidió permiso a la estructura estatal del PRI para contender por la dirigencia nacional del partido / Y sin esperar la convocatoria, Moreno Cárdenas ya desató campaña masiva de publicidad como proselitismo / Evidente desesperación por NO rendir cuentas sobre sus 23 “megaobras”

CAMPECHE.- El gobernador Alejandro Moreno Cárdenas se “despidió” hoy de la estructura priista, a la que le pidió permiso “para que cuando salga la convocatoria del partido yo me pueda registrar para competir por la dirigencia nacional”, durante la V sesión ordinaria del Consejo Político Estatal de ese instituto político.

Mientras Moreno Cárdenas anunciaba su despedida, en los pasillos políticos dan como un hecho que el actual secretario de Gobierno, Carlos Miguel Aysa González, será quien lo sustituya en la gubernatura y adelantó el proyecto de hacer una reforma para acabar con los “vicios” priistas que tanto daño hicieron, además de acercarse a la gente, “porque se alejó por intransigencia política y arrogancia”.

Asimismo, dijo que ser oposición “es un contrapeso político a todos los anuncios y decisiones que ponen en riesgo al país, por ello necesitan un liderazgo que marque agenda y no de líderes escondidos en los cajones del partido”, agregó.

Inicia campaña anticipada

Luego de ser abucheado durante la gira del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, el desgobernador de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas, quien tiene paralizadas tres de sus “megaobras” por no tramitar permisos y cosechado un rechazo de 45.6 por ciento sobre su desempeño, desató desde la Dirección de Comunicación del Gobierno del Estado un campaña masiva para ocupar la dirigencia nacional del PRI sin esperar la convocatoria.

La empresa “Arias Consultores”, en su reciente encuesta del mes de febrero, revela que el 45.6 por ciento de los ciudadanos no aprueban el desempeño del Gobernador del Estado, y de ahí el abucheo generalizado en la pasada gira del Presidente de México por los municipios de Candelaria y Palizada, donde incluso en una manta se exigió una auditoría.

Luego de esto, la Dirección de Comunicación Social del Gobierno del Estado inició la difusión de stikers promocionales como campaña por la dirigencia nacional del PRI, a través de empleados estatales, de funcionarios públicos y operadores de redes sociales dependientes del Gobierno de “Alito”.

La campaña masiva es con la intención de que Moreno Cárdenas solicite licencia como gobernador para poder contender por la dirigencia nacional del PRI y atribuye a los ciudadanos y militantes priistas una supuesta petición de que encabece ese instituto político.

Pese a dicha campaña, los ciudadanos evidencian su rechazo y le exigen rendir cuentas a Campeche sobre el manejo de los recursos, del destino de la deuda pública y las irregularidades y enormes gastos en las llamadas megaobras.

La desesperación de Moreno Cárdenas por ocupar la dirigencia nacional del PRI responde a la necesidad de evitar la vergüenza al no poder cumplir con sus 23 “megaobras” prometidas durante su sexenio, de las cuales sólo dos ha concretado hasta la fecha y está a seis meses de ajustar su cuarto año de Gobierno.

Pese al gasto millonario en publicidad, ésta le ha dejado de funcionar sobre los ciudadanos, quienes en mayor número exigen que transparente el manejo de los recursos.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.