lunes, octubre 14

Amazon lleva la inteligencia artificial a un hospital de Harvard

0
95

Amazon está trabajando con un hospital docente afiliado a Harvard para probar cómo la IA puede simplificar la atención médica.

Alexa no va a reemplazar a los médicos a corto plazo, pero Amazon dice que la inteligencia artificial (IA) puede ayudar a los hospitales a mejorar su eficiencia.

El gigante de internet dijo el domingo que su unidad Amazon Web Services está trabajando con un hospital docente afiliado a Harvard en Boston para probar cómo la IA puede simplificar la atención médica.

Se trata del guiño más reciente de que las tecnológicas importantes como Amazon y Google están expandiendo su alcance en el mercado de atención médica de 3.5 billones de dólares en Estados Unidos.

El sector tecnológico alberga grandes esperanzas de que las potentes herramientas informáticas puedan mejorar diagnósticos y tratamiento, pero los primeros proyectos del centro Beth Israel Deaconess Medical Center con Amazon.com están menos ligadas con terapias sofisticadas y más con tareas cotidianas como la programación de pacientes, lo que mejora la eficiencia y reduce costes.

“Están identificando los problemas correctos en los que el aprendizaje automático realmente puede ayudar”, dijo Taha Kass-Hout, líder sénior para el cuidado de la salud y la inteligencia artificial en Amazon.

El gigante con sede en Seattle otorgó al hospital docente de Harvard Medical School una subvención valorada en hasta 2 millones de dólares para experimentar con el aprendizaje automático y la IA.

“Vamos a ver más y más compañías tecnológicas que intentan explorar diferentes formas de asociarse con la atención médica porque hay muchos mercados sin explotar e infrautilizados en los que pueden crecer”, dijo Alisa Chestler, abogada de Baker Donelson que se centra en la atención médica y la tecnología. Chestler no está involucrada en el proyecto.

Es difícil calcular cuánto están invirtiendo las grandes firmas en sus propios proyectos de IA centrados en la salud, pero el interés de los inversores privados está aumentando. Según la firma de investigación CB Insights, la financiación de capital para empresas de IA de salud alcanzó los 2 mil 400 millones de dólares en 2018, 78 por ciento más que el año anterior.

Beth Israel Deaconess, un centro médico de 673 camas con una red de otros hospitales y clínicas en el área metropolitana de Boston, comenzó a comprar los servicios en la nube de Amazon en 2016. El objetivo era garantizar que los datos del hospital estuvieran disponibles en caso de que una catástrofe afectase a los servidores de seguridad externos, dijo John Halamka, director ejecutivo del Centro de Exploración de Tecnología de la Salud en Beth Israel Lahey Health.

Cuando se trasladaron los datos a la nube de Amazon, dijo Halamka, ejecutivos del hospital comenzaron a preguntar si la tecnología podría automatizar el pesado trabajo manual.

Las herramientas de Amazon ahora ayudan a Beth Israel Deaconess a reservar el horario de la sala de operaciones con mayor precisión y a predecir cuándo es probable que los pacientes pierdan citas con los especialistas más solicitados.

El software también puede ayudar a encontrar los documentos necesarios, como los formularios de consentimiento del paciente, en una pila documentos escaneados antes de la cirugía y alertar al personal si falta algo o está incompleto.

El enfoque ya ha ayudado a Beth Israel Deaconess a ampliar la capacidad de sus 41 salas de operaciones, dijo Halamka.

Por ejemplo, para los pacientes que necesitan apendicectomías se suele programar una hora de cirugía. Pero las personas jóvenes y sanas, a menudo necesitan menos tiempo.

“Si miro a un millón de pacientes como usted y descubro que solo necesitamos 25 minutos, ¿no sería eso mejor para la sociedad? Porque en la actualidad el quirófano es el lugar más caro en un hospital ”, dijo Halamka.

Fuente: El Financiero

Comments are closed.