sábado, agosto 17

Amordazado y atado de pies y manos

0
435

Han transcurrido 178 días en este 2019, y la cifra de ejecuciones a manos de criminales que se disputan la plaza de Cancún, aumentó a 196 la mañana de ayer, luego de que fuera encontrado el cuerpo de un hombre el cual estaba amordazado y atado de pies y manos; al parecer, previo a su muerte fue torturado y finalmente ejecutado a balazos; aún con vida el hombre, el cual se encuentra en calidad de desconocido, fue llevado hacia el asentamiento irregular “Avante”, donde le dispararon en al menos seis ocasiones a la altura de los hombros, cuello y cabeza; autoridades municipales y ministeriales acudieron únicamente para acordonar la zona, en tanto personal del Semefo, se encargó de realizar el levantamiento del cuerpo y recabar indicios localizando casquillos percutidos calibre 9 milímetros.

Personas que salían caminando de la colonia irregular “Avante”, para dirigirse a sus centros laborales la mañana de ayer alrededor de las 06:00, hallaron en medio del camino sobre la principal avenida, el cuerpo de una persona muerta, a simple vista se apreciaba que ya no contaba con signos vitales por la cantidad de sangre que había salido de su cabeza, así como el modo en que fue encontrado, boca abajo, con un trapo atado del cuello a su boca y atado de pies y manos como las típicas víctimas del crimen organizado, tras el hallazgo alertaron a otros vecinos con la intención de que alguien lo reconociera, y tiempo después dieron aviso al número de emergencias 911.

Los primeros en llegar fueron policías municipales, quienes recorrieron aproximadamente un kilómetro desde la avenida José López Portillo y a escasos metros de llegar al cuerpo detuvieron la marcha de la patrulla, poco a poco se fueron acercando y estando a sus pies, confirmaron el deceso, ya que a simple vista se le alcanzaban a apreciar varios disparos por arma de fuego principalmente en la cabeza, así como a escasos centímetros había casquillos percutidos.

Para evitar que se perdieran los indicios, acordonaron la zona en ese tramo y dieron parte a policías ministeriales, estos últimos quienes llegaron para indagar con los vecinos si alguien vio o escuchó algo, así como para saber si el hombre era reconocido en la zona como vecino, pero pareciera que la gente tiene miedo a las represalias, pues no tenía mucho que había perdido la vida lo reconocieron.

Peritos criminalistas de la Vicefiscalía General de Justicia, al procesar el área, aseguraron seis casquillos percutidos calibre 9 milímetros, mismos que coincidían con el número de impactos en el cuerpo del hombre de entre 25 a 30 años de edad, quien iba vestido con playera de manga larga azul marino con rojo, pantalón de mezclilla azul, zapatos azules y cinturón tejido; al parecer antes de su muerte fue torturado y estrangulado, ya que tenía atado alrededor de su cuello hasta su boca un pedazo de tela, las manos atadas con un lazo y los pies con un cinturón.

Finalmente, el cuerpo fue levantado y trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), donde se le practicaría la necropsia de Ley.

Fuente: PorEsto

Leave a reply