miércoles, noviembre 13

Amplio operativo de las Fuerzas de Seguridad

0
542

En un céntrico predio, empleado como bodega de la delincuencia

Operativo en conjunto de las Fuerzas Armadas, Policía Estatal y Policía Federal, en una presunta bodega de drogas y armas.

La madrugada del lunes despertó a los vecinos de la calle 88-A por 65 del Centro los movimientos tácticos y el despliegue de las Fuerzas Armadas; al salir de sus casas o asomarse por la ventana los habitantes del rumbo vieron pasar camionetas castrenses y elementos del Ejército, así como de la Secretaría de Seguridad Pública, quienes estaban fuertemente armados.

En el amplio despliegue también participó el escuadrón canino y dos patrullas de la Policía Estatal, cuyos uniformados cerraron los cruces de la calle 65 y 65-A para resguardar el predio 500-H, cuya fachada es la de una bodega de la recicladora ecológica de desperdicios electrónicos “RECYCLE SCRAP DIGITAL S.A. de C.V.”, pero tal parecer que es una almacén para el depósito de drogas y armas.

El despliegue de las autoridades fue en respuesta a una llamada anónima, en la que se reportaba que en dicho predio se cometía venta de productos ilícitos; el acceso al inmueble fue cerrado desde la madrugada del lunes para capturar a personas que ingresen o salgan de dicho lugar.

Uno de los vecinos cercanos manifestó que por las noches usualmente abrían el portón para que ingresen camionetas e incluso se veían entrar personas por unos minutos y los vecinos comenzaban a sospechar que ocurría algo raro en el sitio, dando aviso de la situación a las autoridades correspondientes.

Alrededor de las 7:30 de la noche de ayer los elementos castrenses se retiraron del sitio y únicamente quedaron uniformados fuertemente armados de la SSP, así como tres militares apostados a la puerta de la bodega clandestina.

Finalmente, a las 8:48 de la noche se dio el visto bueno para catear el lugar, entrando al sitio los uniformados, acompañados de elementos de la Fiscalía General de la República, que llegaron a bordo de camionetas, escoltados por comandantes de la Policía Estatal.

Instantes después se unió al dispositivo un comandante de la Policía Federal. Una vez en el interior del inmueble, los uniformados comenzaron a derribar las puertas del lugar para acceder a las distintas áreas de la bodega: el ruido se podía escuchar desde cuadras a la redonda, lo que por momentos alarmó a los vecinos.

Trascendió que en el lugar se depositaban y comercializaban ilegalmente armas, además de drogas.

Fuente: PorEsto

Leave a reply