Ángela Aguilar es pura mexicana

0
41

La hija de Pepe Aguilar compite hoy en el Grammy gracias a su disco Primero soy mexicana, en la misma categoría con Aida Cuevas y Luis Miguel

Ángela, ¿cómo ha sido tu viaje por las grandes ligas de la música y con apenas 15 años? “La verdad es que ha sido ¡loquísimo! Todavía no puedo creer que me nominaron y voy a cantar hoy para el Grammy”. Definición, explicación, emoción o lo que sea que esta exclamación signifique, es lo que vive la adolescente y promesa de la música mexicana de apellido Aguilar.

Y en efecto, hoy es parte del número musical del pre telecast de la 61 entrega de los Grammy. Cantará La Llorona junto con Aida Cuevas, una embajadora de oro de nuestro país a donde quiera que vaya, y junto con Natalia Lafourcade, la Natalia que todo mundo adora y cuyo folclor de sus últimos trabajos puso a la bandera tricolor en Europa, Estados Unidos y por todos lados en donde se presente.

Ángela Aguilar sigue narrando su aventura. Lo irreal está impregnado en la intención de sus oraciones y, aunque es menor de edad, sigue siendo una adolescente cuyos pies los tiene bien sembrados en la tierra. Ella ríe, juguetea y no le pesa hacer su trabajo.

“Aida y Natalia son mujeres que he visto toda mi vida, aunque a Aida no la conozco, a Natalia sí, ella me conoce desde que tengo 10 años. En el Unplugged de mi papá (Pepe Aguilar) yo también estaba ahí cantando y ella participó. Al final, vamos a cantar juntas y estoy segura que saldrá bien padre; será algo único y especial.

“El domingo (hoy) no tendré control de mí misma, excepto de mi presentación, que quiero que salga muy bonita y que no se me olvide la canción”, se sincera vía telefónica con Excélsior y, por las últimas palabras de su declaración, suelta la risa. Y lo más seguro es que no pase, como bien lo dijo ella, lleva mucho tiempo cantándola, pero como profesional sabe que el nervio hace de las suyas.

El sueño de la heredera de Pepe Aguilar también tiene un capítulo extra, y ella lo considera extra porque tiene una nominación en la categoría como Mejor Disco de Música Regional Mexicana gracias a su álbum debut Primero soy mexicana, cuya canción La Llorona ya acumula más de cuatro millones de reproducciones en Spotify y casi 45 millones en YouTube.

“En ese momento no creo que gane, la verdad, y si pasa, ya ahí será que me salga llorando o me quede muda. (El discurso) me va a salir todo en el momento si llega a pasar”, dice.

En ésta frase deja en claro que ella sigue creyendo que esto es un sueño y un momento irreal, no se toma tan enserio que, incluso el público, la coloca como la promesa de la música regional mexicana. Una chica que sigue estudiando, viviendo y cantando en familia, algo que resaltó durante los poco más de 15 minutos de charla, y lo hizo en varias ocasiones, de manera directa o indirecta.

Ángela compite con Calibre 50, Aida Cuevas, Los Texmaniacs, Mariachi Sol México y Luis Miguel, por ahí viene su pesimismo que puede convertirse en alegría.

En fin, ella llegará ya más tranquila, pues en los pasados Latin Grammy ya pudo foguearse en interpretación y en nominación. Si uno pone atención en la categoría, que se entrega desde 2012, el regional mexicano está dominado por hombres, apenas aparecen mujeres como la misma Aguilar, Paquita la del Barrio, Cuevas y Mariachi Divas de Cindy Shea.

Se le cuestiona a Ángela si cree que las mujeres deben esforzarse más, como lo comentó Neil Portnow hace un año y razón por la que fue linchado por la comunidad de mujeres y cómo ve el papel de la mujer joven en distintos géneros, incluido el suyo.

“Como dice mi papá y decía mi abuelo, sólo hay dos géneros en la música: la buena y la mala, no importa si seas hombre o mujer. Si tu música es buena puede que te nominen, si es mala pues no. Ahorita las mujeres están sacando más material y por eso están siendo nominadas, porque yo siempre he sido una de las pocas mujeres que canta música de mariachi.

“Si más gente estuviera cantando este género, más gente estaría nominada. Pero ahorita no hay nadie. Poquito a poco están entrando niños y niñas y nos está yendo de pelos. Lo que dijo este señor (Portnow) sí está mal, pero si las personas en vez de enfocarse en ver qué dijo o no dijo, mejor se enfocaran en sacar música no tendrán nada más que decir”, opina.

Mucho éxito en tan poco tiempo y con tan sólo un disco hace pensar que, siendo una quinceañera, Aguilar ya podría estar cerca de volar sola. Pero no, ella indica que se siente muy a gusto con Leo, su hermano, y Pepe. Sin embargo, ya tiene siete fechas en solitario y ha hecho algunas otras, por lo que es un buen comienzo.

“Voy a estar en el concierto de mi papá hasta que me deje. Ahí voy poco a poco. Mi papá me acompaña a cada show que tengo solo. Está padre que la gente ya me busque a mí, pero siempre voy a ser la hija de mi papá. Él siempre se pone en backstage, trae sus monitores (audífonos) para escucharme y tiene un micrófono por cualquier cosa que me tenga que decir”, explica.

Aunque Ángela tiene mucho cariño por su disco Primero soy mexicana, es artista y bien lo explica: “lo nuevo está por venir”.

CHICA POPULAR

En Instagram, Ángela Aguilar es como cualquier adolescente, comparte casi todo lo que hace en su día a día, con la diferencia de que ella es figura pública.

Tiene más de 864 mil seguidores. Está a nada del millón, pero ¿le molesta ser considerada influencer? Pues, a juzgar por su respuesta no, pero ella tiene su propia definición de ser alguien verdaderamente influyente.

“Todos los artistas son influencers; otros acaban de empezar, que son los que se dedican a subir cosas a redes sociales. Los primeros son los cineastas, músicos, escritores. Yo me siento comprometida con ser una buena imagen para las niñas que me siguen, pero al mismo tiempo subo lo que yo quiera. Ayer (jueves) subí una foto con mascarilla y me veía muy chistosa, y todos mis seguidores se rieron.

“Yo les dije que no importa, obviamente no nos vemos como barbies todos los días. Se me hace padre que ser cantante me permita compartir mi vida a través de redes sociales. No tienen que confundirse los chicos de que amanecemos maquillados y así no es la vida. Los fans sí son parte de mi vida porque están viviendo las experiencias, de si me siento mal o feliz, conmigo”, opina.

Fuente: Excelsior

Comments are closed.