viernes, marzo 5

Antes de endurecer castigos por feminicidio hay que prevenir: Adelaida Salas a Vila Dosal

0
335

Por Gustavo Guardián

Adelaida Salas Salazar, quien es representante en Yucatán del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio considera que la iniciativa de Mauricio Vila para endurecer el castigo a este delito es contradictoria

Durante su segundo informe de resultados, el gobernador Mauricio Vila Dosal adelantó que enviaría una iniciativa al Congreso de Yucatán para endurecer el castigo a quien cometa el delito de feminicidio. Esta propuesta fue presentada el día lunes 18 de enero de 2021 y contempla una pena mínima de 50 años y máxima de 60 años a quien perpetre este crimen contra mujeres menores de edad.

Al respecto, Adelaida Salas Salazar, quien es representante en Yucatán del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio compartió con Yucatán a la Mano su postura.

“Creo que primero debemos pensar, invertirle y echarle todas las ganas del mundo a la prevención, porque de nada me sirve condenar a una persona 100 años, si la otra persona ya está muerta”, expresó.

Reflexionó sobre la situación familiar que se vive tras cometerse un feminicidio, pues los niños quedan en completo desamparo; la mamá yace muerta y el papá va a la cárcel.

“Yo pienso que la apuesta es a la prevención”, reiteró.

La activista también crítico que las instituciones destinadas para proteger a la mujeres en riesgo de violencia de género se encuentran saturadas de casos, más no cumplen con las funciones necesarias para brindar el apoyo y tampoco cuentan con el material requerido para atender a mujeres que llegan con notables agresiones físicas.

“Yucatán ocupa el séptimo lugar en prevención física”, Reveló Salas Salazar.

También compartió que es responsabilidad de Segey y del Semujeres Yucatán el gestionar y aplicar protocolos de prevención para que sean impartidos a niñas y niños del estado.

Iniciativa contradictoria

Actualmente en Yucatán se castiga al feminicidio con penas carcelarias que van de los 32 a los 45 años, sin embargo, al considerar alguna agravante, la condena puede llegar a los 60 años.

Considerando lo anterior, la representante del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio en Yucatán menciona que la iniciativa del gobernador es contradictoria ya que propone como pena mínima 50 años y 60 años de máxima a quien cometa este delito contra una menor de edad, dejando a un lado que asesinar a una mujer con la característica antes mencionada es ya una agravante.

“La pena por el delito de feminicidio agravado en Yucatán es de 60 años, entonces no entiendo cuando el gobernador dice voy a meter una iniciativa para que al menos le den 50, y tenemos que la máxima es 60; y el hecho que sea menor, sólo eso ya es una agravante”, señala la entrevistada.

Otra incongruencia que encuentra Salas Salazar en la iniciativa que Vila Dosal propone es que la Fiscalía General de Yucatán en conjunto con la Secretaría de las Mujeres informen a los familiares de víctimas para llevar el proceso judicial abreviado en caso de femicidio.

“Si van a realizar un proceso de juicio abreviado donde el señor va a decir “si reconozco que la maté” (…), entonces como el señor ya confesó y aceptó su culpa, nos vamos a un juicio abreviado y en vez de darle los 60 le dan 30″, expreso Adelaida.

Para finalizar, Adelaida Salas Salazar, activista y representante en Yucatán del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, reveló que su organización tiene registrado 12 feminicidios en Yucatán durante el 2020 y 4 durante el 2019, sin embargo, las cifras oficiales son menores a estas.

Leave a reply