martes, junio 18

Archivos históricos, identidad de Campeche

0
344

Es la difusión el último escalón de las tareas archivísticas que realiza el Area de Archivos Eclesiásticos de la ADABI de México en Campeche, señala la responsable Candy Ornelas Méndez / Rescate de la historia, a partir de la documentación religiosa

“Las tareas archivísticas no estarían completas sin la difusión, que implica devolver a la sociedad su pasado histórico”, sentenció la responsable del área de Archivos Eclesiásticos de la Asociación Apoyo al Desarrollo de Archivos y Bibliotecas de México, A. C., (ADABI), Candy Ornelas Méndez, quien señaló que “el Archivo Histórico de la Diócesis de Campeche, con sus 11 fondos documentales, está abierto a la consulta en un horario amplio, con instalaciones adecuadas para el investigador que contribuye enormemente a la valoración del patrimonio documental de la Iglesia”.

En su exposición, al presentar el Inventario de los Fondos Parroquiales del Archivo Histórico de la Diócesis de Campeche, resaltó que en estos documentos no sólo se puede encontrar la historia de las familias de la entidad sino también una identidad que une a los habitantes de estas tierras.

En el atrio de la Iglesia de Santa Ana, donde se hizo la presentación, acompañada del párroco de ese templo religioso, José Armando Rosado Cel, y también director del Archivo Histórico de la Diócesis de Campeche, agradeció el apoyo que le están otorgando para que haga el inventario y el interés incluso del Obispo, José Francisco González González, para que sea una realidad.

Incluso, destacó que “toda esta información no se trata solamente de una información caduca, que nos posiciona a nosotros en el siglo XXI, en una perspectiva lejana, para los pobladores de estas tierras, es decir para el creyente campechano”.

Subrayó que “los registros parroquiales históricos adquieren mayor importancia porque en estos archivos se encuentran los registros de nuestros ancestros, de nuestros padres, nuestros abuelos, de nuestras familias y de todos los que nos precedieron, siendo documentos fundamentales para la genealogía”.

Y para el logro de haber actualizado el Archivo y la publicación de los textos, relató que los archivos parroquiales, como los municipales, son los que menos recursos económicos tienen, por lo que la intervención del Archivo Histórico Diocesano de Campeche dio como resultado inventarios como un instrumento de control y de consulta.

Un poco de historia

En 1895, el Papa León XIII expidió la Bula con la cual se constituye la Diócesis de Campeche. Hasta ese año, el territorio del actual Estado de Campeche dependía eclesiásticamente de la Diócesis, más tarde Arquidiócesis de Yucatán.

Entre otras disposiciones, la Bula ordenó que todos los documentos referentes a Campeche que se tuvieran a resguardo en archivos eclesiásticos yucatecos se entregaran a la nueva Diócesis. Y que estos documentos quedarán resguardados en el Archivo que debían formarse en la nueva sede diocesana.

Para la especialista de ADABI, “éste es el nacimiento oficial del Archivo Histórico de la Diócesis de Campeche nombrado actualmente como su primer Obispo, Monseñor Francisco Plancarte Navarrete”.

Los inventarios de los fondos documentales que resguarda este archivo son importantes no sólo para la Iglesia de Campeche sino también para la historia nacional, ya que constituyó una fuente documental de primera mano para entender el sureste de nuestro país.

En su explicación, manifestó que un archivo o fondo documental, como sabemos todos, es un conjunto de documentos generados por una institución en el ejercicio de sus funciones, pero también entendemos como archivo el espacio físico donde se resguardan estos documentos.

El espacio físico del archivo histórico de la Diócesis de Campeche no sólo resguarda el fondo episcopal; es decir los documentos emanados a partir de la tarea de gobierno de administración de la Diócesis a cargo del Obispo, sino que resguarda también otros fondos documentales, para ser exactos cuenta con 11 fondos documentales.

Estos son: el fondo diocesano, el archivo parroquial del sagrario y nueve archivos parroquiales históricos.

El nacimiento del archivo histórico de la Diócesis de Campeche se debe situar en 1895 en el mismo momento del nacimiento de la Diócesis, como lo deja ver claramente la Bula Papal de erección.

Aclaró que poco se sabe del tratamiento de los documentos de finales del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX, apenas algunas noticias aisladas en la década de los 50 del siglo XX.

Y apuntó que Carrera Stampa conoció el fondo, por lo que en su Archivalia Mexicana da a conocer “que el documento más antiguo, el archivo de la parroquia del Sagrario de Campeche, data de 1685. Lo cierto es que el documento más antiguo del principal templo de Campeche data de 1638”, precisa.

En 1971, recordó, “la mayoría de los registros correspondientes al archivo parroquial del Sagrario fueron microfilmados por la sociedad genealógica de Utah, una copia de los registros se encuentra en el Archivo General de la Nación en la Ciudad de México, en ese momento ya se hablaba de que los documentos sufrían de resquebrajamiento, filtración de tinta y humedad”.

También significó que a partir de la segunda mitad del siglo XX ya se contaba con algunos datos claros, porque los documentos del archivo diocesano fueron intervenidos por el Archivo General de la Nación (AGN) en 1983, a través de su departamento del Registro Nacional de Archivos Eclesiásticos.

Lo anterior, porque entre 1977 y 1985 el AGN emprendió un proyecto de registro de los archivos históricos de la iglesia en nuestro país. Dentro de este proyecto el personal del AGN visitó la Diócesis de Campeche y, en colaboración con la Diócesis, se logró inventariar de manera general los fondos parroquiales más antiguos.

Aunque “desde ese momento ya se sugería que los archivos parroquiales pasarán a custodia de la sede diocesana para garantizar su conservación, dadas las condiciones extremosas del clima en la entidad”.

Asimismo, Ornelas Méndez asienta que así fue la Bula y la ficha que sacó el AGN en los años 80 es un registro únicamente del archivo y de los años más antiguos.

Ney Antonia Canto y el nuevo director del Archivo Diocesano

Rememoró que en 1997 la profesora Ney Antonia Canto Vega emprendió el proyecto de organización del Archivo Diocesano, en ese entonces la profesora Canto encontró el archivo en un estado deplorable y abandono, presa de plagas y humedad, según sus propias palabras.

Además del trabajo archivístico, la profesora logró allegarse de donaciones para adquirir material de conservación, gracias a lo cual el archivo, hasta nuestros días, se ha logrado conservar en mejores condiciones.

Además, como resultado de aquella intervención, dio a luz un instrumento de consulta llamado catálogo, que daba cuenta de manera general del contenido de los libros organizados.

Asentó que en el 2014, el presbítero José Armando Rosado Cel fue nombrado director del Archivo Histórico de la Diócesis de Campeche; en el 2015, el padre Armando acudió a ADABI para solicitar asesoría para la mejora del Archivo.

Después del diagnóstico que hizo ADABI, “se detectó que los diferentes fondos documentales, que son 11, no estaban diferenciados en el Archivo, así que el primer paso fue diferenciar los fondos.

Explicó que uno se encuentra en el Archivo Histórico de la Parroquia del Sagrario de Catedral, Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción, que siempre funcionó como una parroquia y como tal tiene un fondo documental propio constituido, según las atribuciones parroquiales, y que resguarda documentos de 1628.

Por otro lado, se encuentra propiamente el Archivo Histórico de la Diócesis de Campeche que recoge las actividades de la administración episcopal y debería resguardar documentos a partir de la creación de la Diócesis en 1895; sin embargo, como veremos más adelante, el fondo diocesano resguarda documentos desde 1682 y por otro lado se tienen los fondos parroquiales históricos.

Por lo que, aclaró, se deben diferenciar los fondos porque su naturaleza es distinta, debido a que “muchas veces se ha citado o los documentos del archivo se han citado como Archivo Histórico de la Diócesis de Campeche, sin diferenciar si son del sagrario, si son de la Diócesis o si son de los parroquiales históricos”.

Detalló que la importancia de diferenciar los fondos reside en que su naturaleza es distinta, “uno resguarda documentos emanados de la institución episcopal y otros de la institución parroquial, sin embargo presentó una disyuntiva archivística por la existencia de un cuadro de clasificación previo y un instrumento de consulta citado como catálogo”, y la que ya habían hecho referencia algunos investigadores por el cuadro que hizo la profesora Canto Vega.

La tarea archivística que propuso ADABI en el proyecto de mejora del archivo fue lograr instrumentos de control y de consulta que dentro de las normas de descripción pusieran al alcance de los interesados los pormenores de los diferentes fondos, secciones y series, como lo marca la disciplina archivística.

A causa de que la descripción archivística tiene niveles, según la profundización en la que se quiera llegar, y los instrumentos deben de producirse según estos niveles.

Y describe que “primero la guía que describe a nivel de fondo, después el inventario que describe a nivel de serie y luego el catálogo que debe hacer la descripción a nivel de unidad documental”.

Ante este contexto, dijo que era muy necesario contar con el instrumento primario de la descripción, que es el inventario general, y esa fue la meta de la intervención que hizo la asociación civil.

“Diferenciar los fondos documentales y obtener de cada uno de ellos el inventario general” es el resultado del proyecto y de lo que se presentó, como fueron los inventarios que están bajo resguardo de la Diócesis”, acotó.

Fuente: PorEsto

Leave a reply