lunes, abril 6

Asesino de bailarina en barrio de Santiago, fue liberado

0
2036

Se trata de Moisés M.M., de 85 años de edad, quien ya cumplió la mayoría de su condena

Uno de los involucrados en el asesinato de la prestamista Elda Zurita Azcorra y su hija, la bailarina Cynthia Sue Ricalde Zurita, sucedido en el barrio de Santiago en 1999, fue liberado del penal esta tarde luego de cumplir la mayor parte de su condena.

Se trata de Moisés M.M., alias “Doctor Martillo”, de 85 años de edad, quien solicitó el beneficio de la libertad anticipada, pues ya cumplió el 70 por ciento de su condena en el Centro de Reinserción Social (Cereso) del Estado, fijada en 25 años.

El sujeto fue sentenciado junto con sus hijos, nietos y otro cómplice por el horrible crimen que conmocionó a la sociedad yucateca, ocurrido en una casa de la calle 68 con 57 del barrio de Santiago.

Hoy miércoles, luego de cumplir la mayoría de su condena, salió del Cereso de Mérida recibido por una familiar.

Este lunes el abogado de Moisés M.M. planteó ante el Juzgado Segundo de Ejecución de Sentencias la petición de libertad anticipada, a lo cual se opuso el Ministerio Público; sin embargo el ex preso cumplió con los requisitos para obtener la libertad anticipada, pues ya purgó más del 70 por ciento de su condena y por su edad avanzada lo dejaron salir del penal.

Los sentenciados por este caso, además del “Doctor Martillo”, son sus hijos Manuel y Fernando M.A., sus nietos Alejandro M.H. y Luis Fernando M. A., así como el empleado José Manuel J.J.

Crimen

Los hechos ocurrieron la noche del 22 de agosto de 1999, cuando estos individuos llegaron a la casa de la señora Zurita Azcorra para tratar de llegar a un arreglo sobre un préstamo que ya se les había vencido y por el que podrían perder sus inmuebles dejados en garantía.

Cuando llegaron a la cita pactada, la señora Zurita estaba sola, pues su hija había salido a pasear con su novio Alejandro Carlos Varela Baeza.

Luego de una discusión, la atacaron y la torturaron para que confiese cuál era la combinación de la caja fuerte, pero la mujer no les reveló nada y por ello la asesinaron a martillazos.

Cuando pretendían huir, escucharon que la puerta principal se abría, de modo que sorprendieron a Cynthia y a su novio, a quienes atacaron igual a martillazos y armas blancas.

Los sujetos huyeron del lugar, pero semanas después fueron detenidos por elementos de la entonces Policía Judicial del Estado en Campeche y Ciudad del Carmen, en cumplimento de las órdenes de aprehensión expedidas por el Juzgado Sexto Penal.

El testigo clave del doble asesinato fue Varela Baeza, a quien dieron por muerto pero en realidad sólo estaba gravemente herido.

Luego de recuperarse aportó datos que contribuyeron al esclarecimiento de este doble homicidio.

Fuente: Novedades de Yucatán

 

 

Leave a reply