miércoles, septiembre 18

Aspirantes a candidatura demócrata ‘chocan’ por migración en debate

0
292

Bernie Sanders y Julián Castro se pronunciaron en contra de criminalizar la migración, mientras que Beto O`Rourke y Pete Buttigieg se inclinaron por las políticas de Trump.

El segundo debate demócrata celebrado este martes tuvo como uno de los temas centrales la migración ilegal hacia Estados Unidos.

Tim Ryan, de Ohio, calificó las acciones y políticas de Donald Trump sobre migración como una pena, pero agregó que es necesario hacer algo para establecer un control.

“Si quieres venir a Estados Unidos al menos debes tocar la campana. Es una pena lo que está pasando, pero Donald Trump está haciendo algo, así que debemos considerar el continuarlo”, indicó.

Por su parte Julián Castro reiteró su propuesta por no criminalizar la migración y establecer penas civiles.

Quienes no estuvieron de acuerdo fueron Beto O’Rourke y Pete Buttigieg, quienes consideran que establecer penas civiles no es lo adecuado para detener a los migrantes.

Bernie Sanders, por su parte, optó por considerar la descriminalización de la migración y proveer mejores atenciones médicas para quienes son detenidos en su intento por cruzar.

“Lo que Donald Trump está haciendo con su racismo y xenofobia está aterrorizando a muchas personas. Hablo de atención médica, de derechos humanos, y de aplicarlo para ellos y para toda la gente”, indicó.

La cuestión sobre quién y cómo derrotará a Donald Trump en la elección de 2020 fue otro tema central del segundo debate de los aspirantes a la candidatura demócrata, celebrado este martes.

Elizabeth Warren y Bernie Sanders, los dos aspirantes con mayor fuerza, se convirtieron en los principales objetivos de las críticas y ataques del resto de los candidatos, entre ellos el excongresista de Maryland John Delaney.

“No entiendo como alguien podría pretender ser asiprante presidencial solo para hablar de lo que no puede hacer y sin intención de pelear por lograrlo, no lo comprendo”, dijo Warren cuando Delaney la señaló por no proponer cosas trabajables y ‘creer en cuentos de hadas económicos’.

Sanders por su parte consideró que derrotar a Trump será tarea difícil, por lo que se requiere hacer una campaña enérgica, emocionante y con visión.

para ello, dijo, se requiere movilizar a los jóvenes estadounidenses con propuestas que les beneficien en cuestión de educación y prevención de adicciones.

Fuente: El Financiero

Leave a reply