lunes, enero 27

Atentan contra subdirector del Cereso de Cancún

0
205

Con armas de grueso calibre mercenarios al servicio de un cártel delictivo realizaron un ataque directo contra Igor Bravo, subdirector del Centro de Reinserción Social de Cancún y su escolta y chofer Jesús Antonio H. F., la noche de ayer, el atentado ocurrió sobre la avenida 135 con avenida Nichupté en la Región 99, cuando la camioneta de traslado de reos del Cereso en la que circulaban, detuvo su marcha esperando el cambio del semáforo momento que fue aprovechado por los criminales que circulaban a bordo de una camioneta tipo Patriot y dispararon en repetidas ocasiones.

Poco antes de las 21:00 horas fue activado el código rojo en Cancún, luego de que el mismo subdirector del Centro de Reinserción Social Igor Bravo solicitara apoyo vía radio Matra, al momento en que era atacado a balazos junto con su escolta y chofer Jesús Antonio H. F., quienes iban saliendo del Cereso a bordo de una camioneta de trasladado, habían recorrido apenas unos metros de la avenida 135 muy cerca del centro carcelario, cuando el escolta detuvo su marcha esperando el cambio del semáforo de la avenida Nichupté, sin imaginar que en la camioneta tipo Patriot de color negro, que circulaba junto a ellos iban sicarios armados, mismos que, al parecer, ya lo estaban “cazando” y no perdieron la oportunidad para realizar más de 15 disparos, en las primeras detonaciones que se escucharon, automovilistas que circulaban a la par, comenzaron a acelerar su marcha ya que nadie quería ser una víctima colateral de la delincuencia organizada, otros testigos se encontraban cargando gasolina y saliendo de las tiendas que se encuentran en las cuatro esquinas del transitado cruce, todos corriendo en dirección contraria a donde se estaba llevando acabo el ataque.

A pesar de que la camioneta de traslado de reos es blindada, los impactos de proyectil de arma de fuego de grueso calibre, lograron hacer blanco en el subdirector y el custodio, quienes resultaron con varios impactos, principalmente a la altura del pecho y hombros, el escolta luego del ataque salió de la camioneta y esperó a los paramédicos sentado sobre el camellón, donde fue auxiliado por otros policías en tanto Bravo permaneció a bordo de la unidad hasta que fue sacado por paramédicos.

Al cese de los disparos los sicarios de quienes se dicen eran dos, aceleraron su marcha sobre la avenida Nichupté con dirección a la avenida José López Portillo, a los pocos minutos las avenidas Andrés Quintana Roo, Nichupté y aledañas se vieron llenas de autoridades de los tres niveles de gobierno y cuerpos de emergencia, quienes se dirigían al lugar de los hechos.

Enseguida policías estatales, ministeriales y federales, comenzaron a circular hacia los puntos donde se mencionaba que se dirigían los presuntos de quienes se dice que fueron asegurados minutos después sobre la avenida Kabah con Ruta 4, en otro reporte decían que una camioneta tipo Voyager había sido abandonada en las inmediaciones de la Supermanzana 510 y una tercera tipo Suburban con armas de grueso calibre se encontraba cerca del Cereso, sin embargo, esos datos no fue corroborados por las autoridades.

Luego de que el subdirector y su escolta a bordo de dos ambulancias fueron trasladados a un hospital para recibir la debida atención médica donde su estado de salud fue reservado, peritos criminalistas de la Vicefiscalía General de Justicia procesaron el lugar donde ocurrieron los hechos, asegurando varios casquillos percutiros, al parecer de R-15, y la camioneta la cual presentaba impactos principalmente en las ventanas del conductor y copiloto, a bordo de una grúa fue trasladada a un corralón.

Cabe mencionar que el transitado cruce se vio afectada la circulación por alrededor de dos horas, mientras autoridades realizaban sus diligencias.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.