jueves, enero 28

Aumenta demanda del comercio electrónico

0
174

Aunque no ha sido posible establecer un indicador general, se estima que el comercio electrónico genera ya el cuatro por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) a nivel nacional, y el mismo reflejo se estaría dando en la entidad, con la reconversión de las micro, pequeñas y medianas empresas que trasladaron toda su cadena de comercialización a las plataformas digitales.

De acuerdo con el Instituto para el Desarrollo de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Indemipyme), de abril a la fecha son 700 empresas específicas que se han integrado a la estrategia “Consume Campeche”, dedicada a las ventas por Internet, en la búsqueda de sostenerse económicamente ante la contingencia sanitaria.

Quedando atrás incluso el debate que se había generado por la falta de regulación del comercio por Internet, principalmente en redes sociales, y las afectaciones que en su momento generaban a los comerciantes establecidos, que cumplen con todas las normativas y los pagos de impuestos y servicios.

En entrevista el titular del Indemipyme, Abraham Azar Lemus, consideró que en una situación de complejidad económica como la que se ha vivido en los últimos seis meses, los comerciantes establecidos requieren ya adaptar el uso de estas plataformas electrónicas para tener mayor apertura en el mercado que les redunde en un incremento en sus ventas.

Además de adaptarse a este modelo de negocios que no es nuevo, ya que lleva más de 20 años practicándose, y que la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) ha generado toda una plataforma de acompañamiento con la cual reciben no solo la capacitación para trasladar sus procesos al plano digital, sino también para adaptarse mejor al comercio electrónico.

Ante el panorama sanitario que se vislumbra para los próximos meses como parte de la nueva normalidad, esta modalidad empresarial será la que fortalezca a las empresas establecidas durante la reanudación de las actividades presenciales no esenciales, dadas las restricciones higiénicas que ha determinado la autoridad sanitaria.

Estadísticas recientes señalan que, de casi 1 millón de habitantes que hay en el estado de Campeche, 6.5 de cada 10 tienen acceso a Internet, y de ellos siete de cada 10 ya realizan transacciones comerciales y financieras, a través de aplicaciones móviles y páginas en la web, ya sea de comercios establecidos o de redes sociales.

De hecho, aunque el 55 por ciento de los usuarios de Internet son mujeres, son más los hombres quienes hacen uso de este tipo de intercambio comercial, mayormente a través de aplicaciones en los dispositivos móviles, con el 62 por ciento, por un 22 por ciento que lo hace a través de una computadora.

Necesaria, regulación
Al respecto, la presidenta de la Federación de Comerciantes en Pequeño, Candelaria González Cajún, hizo un llamado a las autoridades para que, en estas estrategias de apoyo, también se incluya la regulación del comercio electrónico, sobre todo en redes sociales, para que no termine representando una competencia desleal.

El explicar su postura, enfatizó que en años anteriores esta actividad afectó a determinados giros comerciales, pues para tener un pequeño negocio la obligación es pagar impuestos, tener todos los documentos en regla, entre otros ordenamientos que debe cumplir un pequeño empresario para tener derecho a vender, sin que lo perjudique la autoridad.

“Los impuestos para el pequeño comercio se han incrementado en los últimos tres años, entonces nosotros tenemos que buscar la manera cómo nuestra gente tiene que salir adelante y definitivamente que a nivel nacional seguiremos haciendo ruido porque el pequeño comercio tiene que seguir funcionando, es la economía de este país”, destacó.

Recordó todas las peticiones que han hecho a las autoridades federales durante esta pandemia, para obtener alguna prórroga en el pago de impuestos o estrategias de estímulos fiscales que les permitan mantener el flujo económico, sobre todo en aquellos comercios que son completamente familiares, muchos de ellos, sostén de adultos mayores.

Y ante la negativa por parte del Gobierno Federal han pedido a la Secretaría de Hacienda, concretamente al Servicio de Administración Tributaria (SAT), que incremente la vigilancia en Internet para detectar el comercio no regular, a quien no tenga domicilio fiscal, para que sea llamado a comparecer y se sume a la lista de aportación tributaria.

“Y si como dice la Secretaría de Hacienda que todos los cambios que hacen son para que se incremente el padrón hacendario, ahí los tienen, a la vista, tienen nombre, dirección, tienen dónde buscarlos y lo que nosotros vemos es que nada más al pequeño contribuyente cautivo es al único que persiguen”, apuntó.

Reconoció que sus compañeros comerciantes dedicados a diferentes rubros han encontrado en las redes sociales la manera de desarrollar sus negocios, sobre todo en esta contingencia de salud y económica, pero siempre en cumplimiento con la ley, estando dispuestos a mantenerse en las plataformas digitales, siempre y cuando sea regulado y que todo esté conforme a la ley.

Fuente: Novedades Campeche

Leave a reply