lunes, noviembre 23

Aumenta presencia de la educación privada en Yucatán

0
391

Durante el primer semestre de 2019, Yucatán reportó un alza de un 3.6 por ciento en el gasto educativo por consumidor

Durante el primer semestre de 2019, Yucatán reportó un alza de un 3.6 por ciento en el gasto educativo por consumidor de colegios privados, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi); no es todo, al iniciar el presente ciclo escolar 2019-2020, algunas escuelas particulares aplicaron incrementos en las colegiaturas mensuales de hasta un 25 por ciento.

Las cifras del Inegi revelaron que en ese mismo período, la inflación en Mérida fue de 4.8 por ciento, cifra que estuvo por encima de la media nacional, que fue de 4.1 por ciento.

Y en ese sentido, el organismo federal refirió que la educación privada también aumentó un 3.6 por ciento, junto con los restaurantes que tuvieron un alza de 4.7 por ciento y los servicios en general con un 3.3 por ciento.

Aunque el incremento en el gasto educativo privado reportaba esa cifra, varias escuelas particulares, desde el nivel básico y hasta el superior, aumentaron los costos en colegiaturas mensuales, inscripciones y otros conceptos educativos en el Estado.

Novedades Yucatán realizó un sondeo en diversas instituciones de este tipo y se encontró que, por ejemplo, en escuelas de preescolar los padres de familia reportaron que las colegiaturas el año pasado eran de unos mil 600 pesos, pero ahora pasaron a cerca de dos mil, es decir, el incremento fue del 25 por ciento.

Si se contempla que una familia puede tener hasta dos hijos en el mismo nivel, el gasto en educación privada aumentará un 50 por ciento con respecto al año anterior, es decir, los tutores deberán destinar mayores cantidades para el aprendizaje de los niños.

La razón de estos incrementos es que a los colegios particulares les ha impactado el tener una carga fiscal importante, y por ende, la escuela paga más, en términos de impuestos, que otro rubro de la economía, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Escuelas Particulares.

Para el nivel primaria y secundaria, las alzas tienen porcentajes similares, pues existen planteles que elevaron sus colegiaturas mensuales, considerando que en 2018 eran de mil 700 pesos y ahora van de dos mil 100 a dos mil 300 pesos, un alza de entre un 23 y un 35 por ciento.

En el caso de los planteles de preparatoria y nivel superior, no hubo incrementos considerables en inscripción, pero sí en las mensualidades y exámenes ordinarios, lo que representa un “golpe” económico para los jóvenes.

Un instituto privado de Puebla con presencia en Yucatán incrementó, por ejemplo, en el área de Ingeniería Industrial, los costos en la mensualidad, al pasar del 2018 con mil 600 pesos al 2019 a mil 800, un aumento de 200 pesos o de un 12.5 por ciento.

A ello hay que agregarles los gastos que las familias tienen por el regreso a clases, como son la compra de libros, uniformes y útiles escolares.

Y eso si no se contempla que en ocasiones las familias tienen dos o hasta tres hijos cursando sus estudios en diferentes niveles, lo que aumentan los gastos, sobre todo en los meses posteriores al inicio de un curso escolar.

De acuerdo con los datos de la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de Yucatán (Segey), las escuelas particulares tienen una importante presencia en la entidad, desde el nivel básico hasta el nivel superior, ya que atienden a más de 70 mil alumnos.
Profeco vigila escuelas particulares

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en Yucatán vigila que en las escuelas particulares no se cometan abusos en el cobro de colegiaturas, condicionamiento de ventas y actos discriminatorios contra los estudiantes, lo anterior como parte del programa de verificación y vigilancia por regreso a clases que se realiza desde mediados de agosto.

A través de la página oficial de la dependencia federal, y por medio de la “Guía de Regreso a Clases”, se emiten una serie de exhortos a los consumidores para que estén informados de sus derechos y puedan proceder a realizar una denuncia, en el caso de que sientan que se haya cometido una irregularidad.

Entre los consejos que se ofrecen a los padres de familia se encuentran el solicitar en la escuela que les muestren la clave del Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios (RVOE), además de informar con anticipación sobre incrementos en las cuotas de inscripción, colegiaturas, cobros por exámenes extraordinarios y otros cargos.

La Procuraduría Federal del Consumidor aclaró que cada colegio particular debe indicar las fechas de cobro y recargos por pagos extemporáneos en tiempo y forma y además no pueden obligar a los papás a adquirir útiles, uniformes escolares, libros u otros materiales en un lugar determinado.

Asimismo, y de acuerdo con los lineamientos que rigen a las escuelas particulares, cuando se tiene un adeudo de hasta tres meses de colegiatura, la institución educativa puede suspenderle el servicio avisando al alumno y tutor con hasta dos semanas de anticipación.

Además, se aconsejó a los consumidores, ahora que acaba de comenzar el ciclo escolar 2019-2020, a tener en consideración que las escuelas no pueden retener los documentos de los niños o ponerlos en “listas negras” por faltas de pago, así como que los uniformes pueden estar vigentes hasta durante cinco años.

En el Estado, la encargada del despacho de la Profeco, Sisely Burgos Cano, especificó que previo al inicio de clases no se presentó denuncia contra algún colegio particular, y recordó que ahora se está al pendiente para atender de manera oportuna las denuncias que los consumidores presenten.

Consideró que una vez que arrancaron las clases se podrían presentar denuncias al respecto, por lo que se verificarán “faltas” de acuerdo con lo que establecen las bases de información para la comercialización de los servicios educativos que prestan los particulares, publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el 10 de marzo de 1992.

Cabe indicar que corresponde a la Profeco vigilar el cumplimiento del acuerdo y los contratos en el ámbito de su competencia, pero aquellos aspectos no comerciales de la prestación del servicio educativo corresponderán a las autoridades educativas competentes.

Fuente: Novedades de Yucatán

Leave a reply