domingo, diciembre 8

Aumentó el porcentaje de yucatecos en pobreza extrema

0
2761

En los dos últimos años bajó el porcentaje de población de Yucatán que estaba en “pobreza moderada”, pero aumentó el de “pobreza extrema”.— Carencia en alimentación

En 2018 más del 40 por ciento de la población en Yucatán se encontraba en situación de pobreza y el 74 por ciento se desenvolvía con al menos una carencia social, según reporta el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

De acuerdo con el informe más reciente de ese organismo, que se dio a conocer el 5 de este mes, de 2016 a 2018 se redujo ligeramente el porcentaje de yucatecos en situación de pobreza, pero creció el número de quienes están en pobreza extrema. Es decir, hay menos personas en la clasificación de pobres, pero entre ellas hay más en condiciones precarias.

El Coneval, denostado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, mide la pobreza en los ámbitos nacional y estatal. La información obtenida en sus evaluaciones proporciona elementos para mejorar las políticas públicas tendientes a la superación de la pobreza.

“Al conocer el estado que guardan las dimensiones que conforman el fenómeno de la pobreza en México, los órdenes de gobierno (federal, estatal y municipal) pueden identifi​car las áreas en las que se requiere redoblar los esfuerzos institucionales, así como las regiones del país donde es necesario fortalecer la atención prioritaria de la población en situación de pobreza o vulnerabilidad económica o social”, recuerda el organismo en la presentación de su informe 2018.

En el caso específico de Yucatán se citan los siguientes datos:

—En 2016 se estimaba una población de 901,900 personas en situación de pobreza. Esa cantidad representaba el 41.9 por ciento de la población, calculada en poco más de dos millones de personas.

—De esa cifra, 769,400 (35.7%) estaban en el rango de pobreza moderada y 132,400 (6.7%) vivían en la pobreza extrema.

—En 2018, 900,500 personas (40.8% de la población) estaban en situación de pobreza. Son solo 1,400 menos que dos años atrás.

—De esa población en pobreza, 753,400 estaban en el rango de pobreza moderada y 147,100 en pobreza extrema.

—Como se puede ver en esos indicadores, de 2016 a 2018 bajó en 16,000 el número de habitantes en condición de pobreza moderada, pero al parecer fue porque en buena parte de ellos empeoró la situación y pasaron al rubro de pobreza extrema, que creció en 14,700. Esto se refuerza si se toma en cuenta que de 2016 a 2018 únicamente bajó en 1,400 la cantidad de personas incluidas en el rango de pobreza en general.

—También hubo un aumento en la población vulnerable por carencias sociales: de 699,400 en 2016 (32.5 por ciento de la población de entonces) pasaron a 734,700 (33.3 por ciento) en 2018.

—Otro aumento se observa en el número de yucatecos con al menos una carencia social: 1.635,200 (74.1% de los habitantes) en 2018, contra 1.631,600 en 2016.

—Como reflejo de la mayor pobreza extrema, creció la cifra de población con al menos tres carencias sociales: 554,400 (25.1%) en 2018, cuando en 2016 fueron 524,000 (30,000 personas menos).

—En el desglose de indicadores de carencia social se reporta que siguió igual el número de personas con carencia por acceso a los servicios de salud (310,400 en 2016 y la misma cifra en 2018), pero subió en carencia por acceso a la seguridad social (1.221,500 en 2018 y 1.166,900 en 2016), en carencia por acceso a los servicios básicos de vivienda (848,500 y 764,000) y en carencia por acceso a la alimentación (428,300 y 415,300).

Tipos de pobreza

Según los criterios del Coneval, una persona se encuentra en situación de pobreza cuando tiene al menos una carencia social (en los seis indicadores de rezago educativo, acceso a servicios de salud, acceso a la seguridad social, calidad y espacios de la vivienda, servicios básicos en la vivienda y acceso a la alimentación) y su ingreso es insuficiente para adquirir los bienes y servicios que requiere para satisfacer sus necesidades alimentarias y no alimentarias.

La persona cae en pobreza extrema cuando tiene tres o más carencias —de seis posibles— dentro del Índice de Privación Social y, además, se encuentra por debajo de la línea de bienestar mínimo. Las personas en esta situación disponen de un ingreso tan bajo que, aun si lo dedicase por completo a la adquisición de alimentos, no podría adquirir los nutrientes necesarios para llevar una vida sana.

Pobre, pero no tanto

Y está en pobreza moderada aquella persona que, siendo pobre, no es “pobre extrema”. La incidencia de pobreza moderada se obtiene al calcular la diferencia entre la incidencia de la población en pobreza y la población en pobreza extrema.

En Yucatán se observa también más población con ingreso inferior a la línea de pobreza extrema por ingresos: de 253,600 personas en 2016 pasaron a 276,100 en 2018.

Esto significa que se trata de población que gana menos de 1,100 pesos al mes por persona (precio de la canasta básica alimentaria) en el medio rural y $1,552 en el medio urbano.

Comparaciones

En su reporte de 2018, el Coneval expone cuadros comparativos de 2008 —año en el que comenzó sus mediciones de la pobreza— a 2018. En general hay una evolución favorable en estos diez años hasta 2016 en Yucatán.

En nota aparte ofrecemos los puntos de vista de un experto sobre el impacto de las políticas de combate al hambre en la entidad.

Fuente: Diario de Yucatán

Leave a reply