martes, septiembre 29

Austeridad, promesa cumplida

0
65

Austeridad, promesa cumplida

Por Yuriria Sierra

03 de Septiembre de 2020

Menos recursos, menos subsecretarías y más renuncias. Austeridad por todos lados: Andrés Manuel López Obrador ordenó a la Secretaría de Hacienda que pidiera a las dependencias que se midieran, es decir, que no se les fuera mano a la hora de planear su presupuesto para el próximo año. Hizo énfasis en la Suprema Corte de Justicia de la Nación y en órganos autónomos, como la Fiscalía General de la República y el Instituto Nacional Electoral. Sí, le pide a quien operará la elección intermedia que lo haga, pero apretándose el cinturón. Que no se le olvide a nadie que la suya será una administración austera. Hacer más con menos, al menos en sentido teórico.

Y para ejemplo, las subsecretarías que fueron eliminadas, 8 de las 10 que pidió despachar desde abril para ahorrar lo más posible: Minería, de la Secretaría de Economía; Gobierno, en la Segob; Ingresos, de Hacienda; Gestión para la Protección Ambiental, en la Semarnat; Empleo y Productividad Laboral, de la Secretaría del Trabajo; la de América del Norte, en la SRE; Planeación y Política Turística, en Sectur y Comunicación y Desarrollo Tecnológico de la SCT. En el mapa presidencial: entre menos gente, menos gastos y, ¡pum!, ahorro, síganme para más recetas.

Esto no es necesariamente cierto. Me lo explicó Mauricio Flores en Imagen Radio: “La subsecretaría de Comunicación tenía un presupuesto de 400 millones de pesos, pero facilitaba inversiones por hasta 7 mil millones; la subsecretaría de Minería traía un presupuesto que no rebasaba los 500 millones de pesos, más la de Gobernación que no tenía mayor movilidad; con ellas, podrían ahorrarse unos mil 600 millones de pesos, pero eso, en un país como México no nos da ni para una semana de atención a pacientes de coronavirus, de ese tamaño es el problema. Se oye bonito, pero eso no ayuda al problema real que es la falta de ingresos”.

No es la única trampa, en su informe, López Obrador presumió que su gobierno ha ahorrado 560 mil millones de pesos, pero entre enero y junio de este año, el ahorro apenas suma 553 millones, me precisó Flores. No salen las cuentas. Además, agrega Flores, los ahorros reportados sólo son gastos, algunos de ellos muy necesarios, que no se han hecho: medicinas, por ejemplo.

Más austeridad, ésta también poco alentadora: no hay confianza. La salida de Víctor Toledo, de la Semarnat, confirma que aquel audio, donde señaló la falta de sinergia con el presidente, es cierto. Más aún porque, a pesar del video donde agradece su labor, López Obrador no lo dejó pasar. Si Toledo justificó su salida por sus casi 75 años de edad o la pandemia, el mandatario le agregó el estrés, aunque con cariño: “La actividad dentro del servicio público produce estrés, antes yo pensaba que el estrés era, pues, una exquisitez de la pequeña burguesía, pero no, sí existe y no todos estamos hechos para resistir presiones, él es una gente, repito, de primer orden, yo diría que el ecologista, ambientalista, más culto del país…”.

Si queremos ver el vaso medio lleno, podemos decir que López Obrador prometió austeridad y que lo está cumpliendo. Menos recursos, menos secretarías y menos confianza. Vaya, será austero hasta nuestro crecimiento económico.

Fuente: Excelsior

Leave a reply