viernes, julio 3

Bajó la venta de pescado

0
287

Vendedores del producto afirmaron que tuvieron una pésima Cuaresma y Semana Santa / El nivel de ventas no rebasó el 50 por ciento, en comparación con años pasado

CAMPECHE.- Diversos pescadores y vendedores de productos del

mar afirmaron que tuvieron una pésima Cuaresma y Semana Santa, pues lo que ya se venía percibiendo por diversos comentarios de los pescadores en los diferentes mercados de la ciudad y el zoco principal se convirtió en una realidad, no rebasaron ni el 50 por ciento de ventas.

Andrés Avelino Cahuich Cobos, locatario del mercado principal, manifestó al respecto que las ventas se mantuvieron y siguen por los suelos.

Enfatizó que las bajas ganancias obtenidas durante la Cuaresma y las dos semanas de vacaciones apenas les alcanzaron para cubrir los gastos de la mercancía, dejando muy poco para el sustento familiar de ellos y sus empleados.

En ese caso detalló que unos 50 locatarios del área de pescados y mariscos vieron de forma desagradable cómo se cumplieron sus expectativas al igual que el año pasado, pues en las temporadas de Cuaresma y Semana Santa 2017 y 2018 las ventas registradas fueron por debajo de lo esperado, apenas alcanzaron un 60 o 70 por ciento de comercialización en los mejores días.

Cabe señalar el poco flujo de personas que compran en las instalaciones del mercado “Pedro Sáinz de Baranda” lo atribuyeron a que las condiciones del mercado principal continúan siendo deplorables, pues el estacionamiento, techos, paredes, zona de carnes, verduras y otras áreas están en total decadencia, evidenciado que las promesas del subdirector de Mercados, Carlos Pérez Salazar, y del Alcalde Edgar Hernández Hernández de tener un mercado a la altura del muy custodiado Centro Histórico sólo fue atole con el dedo para los locatarios y compradores.

Cabe señalar que las bajas ventas sorprenden cada vez más a los comerciantes del zoco, pues si bien el costo de los productos se ha mantenido estable durante los primeros cuatro meses de 2018, en algunos locales se hacen ofertas adicionales de las especies marinas con la intención de darle una mayor salida, algo que disminuyó los de por sí bajos ingresos durante esta Cuaresma y Semana Santa 2018.

Por otra parte, en los mercados “7 de Agosto” y en el “Concordia” las cosas no fueron diferentes, pues de igual forma los locatarios manifestaron para el diario POR ESTO! que ni los viernes, cuando tradicionalmente se comía pura carne blanca, repuntaron las ventas, anudando la situación a la escases económica de la entidad y la ciudad en particular.

“Si el pescado es uno de los alimentos tradicionales de la ciudad, no se vende como antes. ¿Qué quieres que pensemos? Esto sólo refleja la crisis de los bolsillos familiares que cada vez compran menos. Si antes compraban 100 pesos ahora se limitan a 50, y así con los demás alimentos, cada mes que pasa es más difícil la situación”, concluyó.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.