lunes, diciembre 9

Banxico baja estimado de crecimiento, una vez más

0
415

El Banco de México recortó su estimado de crecimiento para este 2019, debido al débil desempeño de Producto Interno Bruto (PIB) registrado en el primer trimestre, sin embargo, descartó que la economía se esté dirigiendo hacia un escenario de recesión, como algunos analistas han advertido.

La autoridad monetaria ajustó a la baja su pronóstico de crecimiento para la economía mexicana en este año, de un rango de entre 1.1 y 2.1 por ciento en el informe anterior, a un nuevo rango de 0.8 a 1.8 por ciento, que representan una media de 1.6, en el primer caso, a 1.3 por ciento en la última estimación.

Esta es la cifra más baja desde que emite sus pronósticos para este año. Además, el límite inferior de 0.8 por ciento es aún más pesimista que las estimaciones de los economistas del sector privado, donde la de Credit Suisse es la más baja, al anticipar un crecimiento de apenas 0.9 por ciento para este año.

“El ajuste para 2019 refleja principalmente el hecho de que el desempeño de la economía durante el primer trimestre de 2019 fue menor a lo previsto lo que, como ya se mencionó, se asocia, en parte, a la afectación ocasionada por diversos factores de carácter transitorio”, dijo Alejandro Díaz de León, gobernador de Banxico.

El organismo recortó su pronóstico de crecimiento para 2019, luego de que la economía del país tuvo una contracción 0.2 por ciento en el primer trimestre, y ante un entorno externo incierto.

“Si bien para los próximos trimestres se anticipa que la economía retome una senda de crecimiento, apoyada por contribuciones positivas tanto de la demanda interna, como externa, esta última podría mostrar una desaceleración mayor a la anticipada derivada de una moderación del crecimiento de la economía global en general y de la producción industrial en Estados Unidos en particular”.

Agregó que algunos de los riesgos para la economía mexicana son la incertidumbre por disputas comerciales globales, en particular la de Estados Unidos con China, retrasos en la ratificación del T-MEC, así como un deterioro en la calificación de la deuda de Pemex o en la soberana y mayor incertidumbre que afecte inversión y consumo.

“Que se observe un deterioro en la calificación de la deuda de Pemex que complique la situación financiera de la empresa, o revisiones a la baja por parte de las agencias calificadoras en las notas crediticias de otras empresas productivas del Estado o en la del país”, precisa el documento.

En su reporte de enero-marzo de este año, el Banco mantuvo su estimación para el Producto Interno Bruto (PIB) de 2020, que prevé cierre en entre 1.7 y 2.7 por ciento.

El banco central también revisó sus pronósticos de inflación al alza y se espera que cierre en 3.7 por ciento en el cuarto trimestre de este año, por arriba del 3.4 de la estimación en su reporte del trimestre octubre-diciembre.

Mientras que para el cierre de 2020 subió su previsión desde 2.7 a 3 por ciento.

Para la inflación, el Banco ve como riesgos que el peso sea presionado por factores externos e internos, mayores precios de los energéticos y agrícolas.

El organismo comandado por Alejandro Díaz de León revisó a la baja la expectativa de creación de puestos de trabajo para 2019 en un intervalo de entre 620 y 720 mil del informe anterior a entre 530 y 630 mil. Y para el 2020 lo mantuvo en uno de entre 650 y 750 mil.

Para la cuenta corriente, el Banxico anticipa déficits en la balanza comercial y en la cuenta corriente de 13.5 y 24.3 miles de millones de dólares, respectivamente, es decir 1 y 1.9 por ciento con relación del PIB. Estas cifras se comparan con las previsiones previas de 11.8 y 25.2 miles de millones de dólares (0.9 y 2 por ciento del PIB), es decir, las actuales son menores.

Para el próximo año, espera déficits en la balanza comercial y en la cuenta corriente de 13.7 y 25.6 miles de millones de dólares, respectivamente (1 y 1.9 por ciento del PIB, en el mismo orden).

Pronóstico realista

Para los economistas, el recorte que hizo el banco central en sus estimados de crecimiento para todo el año es realista y refleja el deterioro que registró la economía entre enero y marzo, así como un balance de riesgos más desafiante para los próximos meses.

“Eran esperados dado el reporte final del primer trimestre de 2019 y la revisión a la baja del crecimiento del último trimestre de 2018. El rango suena razonable, nuestra expectativa es 1.2 por ciento anual, que es casi en el punto medio del intervalo de Banxico”, dijo el economista en jefe de Barclays, Marco Oviedo.

Alonso Cervera, economista de Credit Suisse, coincidió en que la debilidad del primer trimestre fue el catalizador del recorte en los pronósticos, por lo que reafirma su expectativa de que la economía crecerá apenas 0.9 por ciento en el presente año.

“Me parece que los nuevos pronósticos de crecimiento son más realistas, a la luz de la debilidad en el primer trimestre y del balance de riesgos complicado para el resto del año. En Credit Suisse mantenemos el pronóstico de crecimiento de 0.9 por ciento para 2019”, dijo Cervera.
Sin señales de recesión

Debido a que el PIB del primer trimestre reportó una caída de 0.2 por ciento, algunos analistas han advertido que la economía se dirige hacia una recesión, sin embargo, la Junta de Gobierno descartó este escenario, incluso anticipó una recuperación de la actividad económica en los siguientes meses.

Jonathan Heath, subgobernador del Banxico, descartó que haya posibilidad de una recesión de la economía del país.

“En esto de la recesión creo que sí me hacen apostar en 100/1 pues suena muy interesante, no veo yo una recesión, yo creo que perdería la apuesta sin embargo 100 a 1 chance y lo tomo”, dijo.

Oviedo, de Barclays, también descartó este escenario. “No vemos recesión. De hecho estamos esperando una ligera recuperación en el segundo trimestre y la segunda mitad del año.

Fuente: El Financiero

Leave a reply