martes, julio 16

Barrida melenuda en Torreón

0
165

Los Leones pusieron broche de oro a una estadía en la Comarca Lagunera que mostró los dos polos del béisbol mexicano actual.

Humberto Sosa, receptor suplente de enorme valía, hizo historia con un par de cuadrangulares en la misma entrada para encabezar un festín de 16 hits en la paliza 14-3 que asestaron a los Algodoneros del Unión Laguna. Los Leones se llevaron todo el botín en el Estadio de la Revolución de Torreón, demostrando que la segunda vuelta les verá ser contendientes hasta el final.

Lo malo, quizá, fue que su cuarta victoria en fila y segunda barrida del año llegó ante un equipo que arrastra la cobija en la Zona Norte y tendrá como mision terminar de la mejor forma posible esta campaña de pesadilla en medio de la reconstrucción.

Pero a los Leones eso les interesa un bledo. Necesitan ganar y ayer lo hicieron bateando y pitcheando.Sosa la botó dos veces en un racimo de ocho carreras en una kilométrica sexta entrada, empatando un récord de Liga Mexicana. Walter Ibarra y Art Charles también se llevaron la cerca y Jonathan Jones bateó tres hits.

Además, José Samayoa lanzó en forma sólida durante seis actos para anotarse su cuarta victoria de la campaña. De no ser porque sus compañeros influyeron en la primera mitad José estaría cercano a las marcas que llevan Yoanner Negrín y César Valdez.

Y por fin los Leones tuvieron un yucateco en el campo este año: Carlos Pech, el orgullo madrileño actual, de estrenó en la temporada lanzando par de entradas en blanco, con dos hits y dos ponches. Con su segunda barrida del año, ahora los Leones van a Saltillo a enfrentarse a los Saraperos. Necesario seguir en ese plan ganador, sea quien sea el rival.

El México también gana
Con una gran actuación del venezolano Daniel Jiménez, quien remolcó tres carreras, los Diablos Rojos del México aprovecharon dos ataques tempraneros para derrotar 7-6 a los Tecolotes de los Dos Laredos, con lo que se llevaron la serie completa en el Estadio Alfredo Harp Helú.

Los escarlatas timbraron dos veces en la segunda entrada y tres en la tercera, apoyándose en una poderosa ofensiva que atizó 12 imparables. Los ocho primeros del lineup capitalino conectaron por lo menos un hit.

En Saltillo, los Tigres de Quintana Roo cayeron 8-6 a manos de los Saraperos, que rescataron el último de la serie en casa. Con estos resultados, tanto Diablos Rojos como Tigres se ubican a un juego de Yucatán, líder del Sur.

Fuente: Diario de Yucatán.

Leave a reply