domingo, febrero 23

Basura, grave problema ambiental

0
826

Habitantes de San Francisco de Campeche generan mensualmente 6 mil toneladas de desperdicios, 70 mil al año / Urge crear conciencia entre la población, sobre todo en las nuevas generaciones: Ecosur

CAMPECHE, Cam., 26 de noviembre.- La ciudad genera 210 toneladas diarias de basura, lo que se traduce en 6 mil mensuales y 70 mil anualmente, por lo que la ciudadanía debe ser consciente de la necesidad de evitar el uso de artículos de plástico y unicel y todo aquello que ensucia el medioambiente e incrementa el volumen de desechos sólidos, advirtió la Coordinadora del Plan Ambiental del Laboratorio de Antropología Ambiental y Género del Colegio de la Frontera Sur (Ecosur), técnica académica Mirna Isela Vallejo Nieto.

“La basura sintética es un grave problema, no sólo por el volumen que genera y que se disemina en las áreas terrestres sino también por el impacto negativo que produce en el mar, ya que incluso ésta puede ser ingerida por peces y demás animales que habitan en el medio marino”, enfatizó.

Por su parte, el jefe de operaciones de la empresa Red Ambiental, que tiene concesionado el servicio de limpia, Saúl Torres Flores, coincidió con la académica en el sentido de que debe existir conciencia entre los ciudadanos para que éstos no tiren sus desechos en la calle, ni se generen tiraderos a cielo abierto.

El directivo de Red Ambiental dijo que las proyecciones de la compañía es que el volumen de basura se incremente en un uno por ciento de acuerdo con el número de habitantes de la ciudad, por lo que aseveró que no se pronostica un aumento desmesurado en la generación de los desperdicios.

En el caso de la coordinadora del Plan Ambiental de Ecosur, explicó que “éste consiste en coordinar diversas actividades que tengan que ver con el cuidado del medio ambiente, particularmente está conformado de cinco programas: El manejo de residuos sólidos de manejo especial; manejo de residuos peligrosos; educación ambiental; ahorro de energía y agua; y conservación de la biodiversidad”.

Recordó que la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) emitió una convocatoria para que cada institución académica cree un plan ambiental “para que de alguna manera fuéramos de ejemplo en casa de lo que tenemos que hacer para conservar el planeta”.

Este Plan Ambiental señala “se conformó desde el 2002 que se empezaron a hacer las reuniones con las diferentes instituciones académicas que se convocaron para poder desarrollar su programa o su plan ambiental”.

Aunque lamenta que “de todas las instituciones, sólo algunas respondieron y crearon ese plan” y en el 2012 salió un libro que compendia las instituciones participantes que son la Universidad Autónoma de Campeche, el Instituto Tecnológico de Campeche, así como Ecosur, como centro de investigación.

“Este plan se empezó a hacer desde el 2003, aunque de manera esporádica, ya que comenzaron a separar el plástico y el cartón, pero al final, pues no encontrábamos igual dónde íbamos a llevar esos desechos, como en varias partes, o varias experiencias así empiezan al final se llevaba todo al relleno sanitario”.

Precisó que partir del 2015 que se retoma este Plan con más compromiso y que el programa de Residuos Sólidos en su traslado tenga una disposición final adecuada, mientras que el programa de energía y agua a través de una interacción con otros programas institucionales, como la Comisión Nacional de Ahorro de Energía en las Instituciones Públicas se trabaje de manera conjunta para desarrollar programas que convergen en el ahorro de los recursos, particularmente de energía.

 

No sirven leyes sin concientización

 

De la legislación en la materia expresó que existen leyes en diferentes estados de la República, como en Campeche, que cuenta con la Ley de Gestión y Manejo de Residuos Sólidos así como la referente a Residuos Peligrosos, sin embargo subraya que el problema es la concientización en su aplicación de parte de los ciudadanos.

“Puede existir la ley, pero si la ciudadanía no la conoce y segundo no sabe qué hacer con sus residuos, pues poco efecto puede tener esa ley”, recalcó.

En este punto planteó que se requieren campañas de concientización “porque la gente va a actuar en función de que perciba como problema la generación de residuos, pero también la acumulación de estos”.

Argumentó que “las personas en general asumimos que una vez que sacamos nuestra basura ya no es nuestra responsabilidad y entonces tenemos que hacer conciencia de que al final la basura se sigue generando y se va quedando aquí, en la ciudad, aunque ya no esté en tu vivienda”.

Añadió que “a veces se queda en los rellenos sanitarios por la recolecta del camión de la basura, pero la gente a veces sale a tirar la basura en la calle, en la carretera o donde pueda ya no verla. Pero la basura sigue existiendo, no desaparece”.

Insistió en que “la idea es que entendamos como población que es nuestra responsabilidad el mejorar el consumo, ya que a veces consumimos cosas de manera innecesaria, sólo para presumir o para estar a la moda”.

Propuso que otro aspecto, además de no generar basura, es que se tenga la conciencia de separar los residuos. “Independientemente de que no exista una adecuada recolección de los residuos o que no se separe, en la medida que tú vas construyendo este proceso de separar, que al principio dices, lo separo pero al final se lo va a llevar el camión”.

Planteó que si te vuelves “responsable de esos residuos y realmente te das cuenta de que lo que generas como basura es en menor cantidad” y expuso que “si separas, incluso vas a generar un ingreso mínimo, pero no se va totalmente a la basura y lo más importante es que estás contribuyendo a conservar tu planeta”.

Agregó que otro aspecto es que en Campeche hay centros de acopio pero no se cuenta con centros de reciclaje.

“Por lo menos en Campeche tenemos ubicados tres centros de acopio y básicamente los residuos que reciben son cartón industrial, pet, cartón de oficina, diversos tipos de plástico, pero, por ejemplo, vidrio no hay, no existe en el sureste dónde separar este residuo, por lo que finalmente tienen que irse al relleno sanitario”.

Además planteó que “también empezamos a conocer qué residuos implican mucho trabajo reciclar y por tanto mejor no consumirlos”.

 

Basura, problema grave

 

Las condiciones de la acumulación de basura para Vallejo Nieto es un problema “muy grave porque al final de cuentas sólo en el 2017 se generaron 6 mil toneladas de residuos en Campeche, pero a nivel país son más de 100 mil toneladas al mes”.

Manifestó que en los últimos 50 años aumentó el volumen de los residuos plásticos, ya que la basura que se generaba básicamente era orgánica, “sin embargo, en la medida que vamos consumiendo y somos más personas las que habitamos el planeta pues estos residuos se han incrementado”.

E insistió en que “ya no sólo son residuos orgánicos sino en gran medida inorgánicos y tardan muchos años en absorberse por el planeta”.

Detalló que un unicel que se utiliza solamente en el traslado de tu comida caliente a tu casa, de 15 a 30 minutos, tarda en absorberse más de 100 años aunado a las bolsas de plástico que se usan en el súper.

Por lo que reitera que se deben “cambiar estas conductas de consumir en exceso y de utilizar productos de plástico, como los tenedores y las cucharas, porque es mucho tiempo el que pasa para poder degradarse”.

También subrayó la participación de los jóvenes en las acciones de concientización, sobre todo de quienes forman parte de asociaciones civiles que están en pro de la naturaleza, quienes son más sensibles a esta problemática.

Aunque manifestó que “hasta que uno perciba realmente que es un problema, es entonces que puedes esperar que actúen en consecuencia”.

Es complicado, reconoce, que las personas asuman eso como una responsabilidad, “pero se está trabajando en concientizar y sobre todo en difundir que existe un exceso de basura en nuestro planeta”.

 

Dinámica infantil para entender el problema

 

De las acciones que llevan a cabo para que los niños entiendan el problema de la basura, relata que la dinámica que se instrumenta con los infantes es que se les dice “que al día cada persona genera un kilogramo de basura. Un kilo de basura es como su mochila, por lo que se les pide juntar las mochilas de un salón de clases como de 30 niños.

“Sólo de un grado y de toda la escuela cuánto volumen están generando por día esas personas, ese es el volumen de basura”, explicó.

Y resalta que es sólo de esa escuela, pero si juntas más escuelas y las mochilas, se visibilizas la basura que se genera por persona.

Pero también enfatizó que es necesario dejar “de pensar que ver la basura en la calle es correcto, el que te empieces a cuestionar el que veas que alguien en la calle se le hace fácil tirar la basura al suelo acercarse y decir: se te cayó esto, es como empezar a hacer conciencia, cuando tú estás sensibilizado o consciente de que no es lo correcto generar tantos residuos ni tirarlos nada más así”, dijo.

 

Aplicar la ley

 

También demandó que se aplique la ley, como en el caso de los tiraderos a cielo abierto y “se multe o penalice a las personas que se les encuentre desechando residuos. “Al momento que no se aplica esa multa o esa sanción, pues la gente asume no pasa nada si se tira”.

Insistió en “que se aplique la ley y se apliquen las sanciones, ya que cuando la gente sabe de la consecuencia de un acto, entonces puede también empezar a ser consciente de que ese acto no es el adecuado”.

De igual forma externó que se debe fomentar la instalación de empresas para el reciclaje de la basura, ya que también es un negocio.

Abundó que “pareciera que Campeche no tiene problema porque su población no es tan grande, ni notoria, pero según estudios en poblaciones pequeñas el nivel de incremento de basura ha sido mucho más alta que en las ciudades urbanas más grandes”.

Y reveló que “en zonas urbanas donde el crecimiento de la basura es de 1.3 en los últimos 10 años se ha ido incrementando, en las zonas más pequeñas el crecimiento ha sido del 15 por ciento., El problema es que en pequeñas poblaciones el nivel de consumo está siendo más alto por lo que tiene que ver con su conciencia ambiental”.

Agregó que además de las 6,000 toneladas mensuales que reporta la Red Ambiental en el servicio de limpia, no se contabilizan todos los basureros a cielo abierto, por lo que “probablemente ese volumen sea mayor al que están reportando la empresa que recolectan los desperdicios”.

Vaticinó que sí se sigue consumiendo como se hace ahora, se puede vislumbrar un mundo catastrófico por la basura. “Se han hecho trabajo de investigación sobre los plásticos y cómo la basura no sólo se encuentra en la parte terrestre sino que incluso en el mar”.

De acuerdo a las informaciones, subraya que “va a haber más plástico que peces. Incluso dicen que lo que consumen los peces es la absorción del plástico cuando este se degrada en el mar y al final ya vamos a estar consumiendo plástico”.

Por lo que reflexionó: “No sé si hasta entonces empecemos a reflexionar de que había que hacer algo, cuándo podemos hacerlo ya”.

 

Cifras de Red Ambiental

 

La empresa Red Ambiental hace una recolecta aproximadamente de 210 a 215 toneladas de basura por día, en dos turnos, en las seis zonas en que se divide la ciudad, informa el jefe de Operaciones de Red Ambiental, Saúl Torres Flores.

Explicó que “las zonas fueron creadas para que tuvieran una distribución por la cantidad de basura que se genera por sector, y poder dar cumplimiento.

“En sí una sola zona que nos dé un mayor volumen no la hay, porque está dividido y proyectado de esa forma que estén estratificadas.

“De la cantidad que se recolecta se mantiene un volumen muy estable, no ha habido un crecimiento poblacional, un crecimiento significativo. Sin embargo año con año el crecimiento poblacional se considera de acuerdo a los datos del Consejo Nacional de Población (Conapo)”.

Pronosticó que con base en estas estadísticas es que proyectan “ese crecimiento y ese crecimiento viene siendo un promedio entre 1.14 por ciento en lo que va incrementando año por año, pero eso son datos que realmente van más a lo estadístico que a lo que se va comportando”.

Añadió que “el tema en lo real, vamos a decirlo así, el incremento no es significativo para tener que decir que hay que hacer unas modificaciones en rutas”, por lo que estimó que podría ser un uno por ciento.

Explicó que el manejo de la basura “es por medio de celdas, lo que hacemos nuestro sistema en el relleno sanitario y de compactación”.

Reconoció que “no se tiene el tema de separación de residuos porque todo se maneja por medio de celdas, obviamente cumpliendo con la normatividad 083 de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), estamos regulados en todo eso para que se le dé el proceso a lo que es la disposición de los residuos sólidos”.

Detalló que el proceso 083 es la celda cubierta por geo-membranas ya que éstas evitan que los residuos o que los lixiviados o gases que esos generan tengan una afectación al medio ambiente, eso es lo que marca la norma 083, para el cuidado del medio ambiente, en lo que son los rellenos sanitarios”.

De las cifras de la recolecta precisa que “venimos haciendo en promedio entre 5,500 y 6,000 toneladas al mes, basura que nosotros vamos generando. Al año nos vamos yendo con un número cerrado 70 mil toneladas aproximadamente”.

Y aunque la empresa no hace una separación de los residuos planteó que en el hogar es en donde se tiene que inculcar la cultura de la separación de la basura.

“Sí tenemos que tener mucha conciencia, porque hemos escuchado ahorita de que la batería es un foco fuerte de contaminación, y esa la metemos con la basura común, y la peor basura es la que no sabemos dónde está”, advirtió.

“Cuando un pepenador se lleva una bolsa y la tira en otro lado se empieza a hacer una acumulación de desperdicio y eso genera contaminación al no ser un lugar planeado como destino final de la basura”, puntualizó.

Fuente:  PorEsto

Comments are closed.