Burocracia e ineficacia, lastre en Salud

0
23

Gobierno del Estado, presidido por Alejandro Moreno Cárdenas, NO ha podido abatir el rezago en esta materia / Corrupción y limitación de recursos propician precariedades en la prestación de servicios médicos y programas sanitarios / Una pesadilla el sistema: usuarios

CAMPECHE.- Como en todo el país, más allá de sus logros, el sistema de salud en Campeche aún cuenta con demasiadas carencias y enormes retos, entre los que destacan terminar, por ejemplo, con la burocracia y ofrecer un servicio digno para los usuarios.

Lo anterior continúa siendo un desafío titánico, aun cuando el presupuesto para el sector salud ha aumentado, no hay mejoras reales para los usuarios. Estar en un hospital en la capital del Estado suele ser como encarnar una pesadilla, además de enfrentar las dolencias y malestares de sus padecimientos, casi siempre los usuarios tienen que sufrir por la burocracia y la lentitud en el servicio.

“Mientras los pacientes están afuera esperando, el personal médico anda papaloteando, tomando café, platicando o en el celular mandando mensajes, no tienen respeto, ni por los pacientes que muchas veces se están quejando del dolor, ni mucho menos por su profesión, es una pena la atención que se brinda”, comentó una de las usuarias de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) de La Novia del Mar.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud, actualmente, la red hospitalaria cuenta con 419 camas en el Hospital General de Especialidades “Dr. Javier Buenfil Osorio” y el Hospital “Dr. Manuel Campos”, en Campeche; así como en los hospitales generales ubicados en Champotón, Carmen, Escárcega y Candelaria; mientras que en Calkiní, Hopelchén, Palizada, Sabancuy e Xpujil se cuenta con hospitales comunitarios, los cuales complementan estas acciones.

Para la atención de incidencias durante las lluvias, el Centro Regulador de Urgencias Médicas (CRUM) ofrece atención prehospitalaria a la población e incrementa la capacidad de respuesta, de manera coordinada, con calidad y eficiencia entre las instancias de salud.

Entre los servicios de salud que se ofrecen también se llevan cabo, a duras penas, las acciones de nebulización, abatización y descacharrización en espacios públicos, escuelas y zonas selváticas de tránsito poblacional para evitar las enfermedades trasmitidas por vectores, gastrointestinal o de la piel.

No obstante, la infraestructura no se da abasto, pues la gente tiene que esperar hasta en el suelo para ser atendida, situación que es común observar, casi siempre, a las afueras de la Unidad de Medicina Familiar No. 1 del Hospital General de Zona del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), así como en las inmediaciones del Hospital General de Especialidades Médicas.

Otra de las principales quejas es el maltrato y la prepotencia, tanto del personal médico como de las trabajadoras sociales y, principalmente, del personal de seguridad que está a cargo desde hace más de un sexenio, la empresa de seguridad privada yucateca “Zufikon”, de la cual ni siquiera existen registros tangibles.

“Pésima su manera de tratar a las personas al entrar al Seguro, ya que el vigilante que se encuentra en la parte del acceso a especialistas, que es el área donde puedes pasar a tomografía, neurología etc., es demasiado grosero y más con las personas de la tercera edad, les deberían de llamar la atención, ya que su trato no es para nada agradable”, comentó la señora Sheyla Itzel Sánchez Cab, tras sostener una discusión con uno de los vigilantes de referida empresa.

Debido al tiempo de existencia y funcionamiento, actualmente, en el hospital general del IMSS muchas de las principales áreas de atención se encuentran en remodelación y, ciertas áreas como urgencias, medicina interna, cirugía general, quirófano, consulta de especialidades y otras, a pesar de que han sido remodeladas, continúan saturadas.

“Uno viene con gravedad y nos hacen esperar horas y, pues, ya cuando a uno lo atienden, ya después de dos horas, mientras que algunas personas ni siquiera las pueden registrar o a veces no dan la información de los pacientes por presuntas fallas en el sistema”, detalló.

Además, el poco equipo que hay ya es obsoleto y se encuentra en malas condiciones, el mismo personal médico, doctores y enfermeras aceptan sentirse decepcionados de trabajar en hospitales donde todo les falta.

“Hace falta medicamentos, material, soluciones, personal, que la estancia esté limpia, hasta agua, no hay agua purificada, por eso le pedimos a los familiares que traigan un litro de agua para que tomen sus pacientes”, comentó una de las enfermeras para este medio informativo.

En el caso del Hospital General de Especialidades Médicas de Campeche, a pesar de contar con áreas de espera, a los familiares les exigen esperar afuera del nosocomio, obligándolos a esperar en la reja, sobre las aceras o al interior de sus mismos vehículos. Además de que las visitas son extremadamente limitadas, a una por día.

“No me dan información de mi familiar, pero eso sí, los mantienen restringidos en áreas, en dónde sus familiares no pueden acompañarlos y sólo pueden acechar cada vez que se abre y se cierra la puerta, cada que entra o sale un paciente”, comentó el señor Carlos Salazar.

El secretario de Salud en Campeche, Rafael Rodríguez Cabrera, anunció la inversión de 216 millones de pesos para llevar a cabo tres acciones importantes en diferentes puntos de la geografía estatal, y destacó la puesta en marcha del Centro de Salud en la isla del Carmen, que tiene capacidad para atender a 26 mil pacientes, y en donde se destinaron más de 30 millones en su primera etapa.

Rodríguez Cabrera detalló que las obras de infraestructura de salud que estaban detenidas desde hace dos años, recibieron una inversión inicial de casi 42 millones para dotar de equipamiento al antiguo hospital “Socorro Quiroga Aguilar”, con 38 millones se hizo lo mismo con el hospital de la capital “Buenfil Osorio”, y con 173 millones los de Sabancuy, Xpujil, Escárcega y Hopelchén.

En tanto que en el ámbito nacional se han invertido más de 132 mil millones de pesos en el sector salud, lamentablemente la mayoría de los derechohabientes se preguntan a dónde va a parar dicha inversión.

El equipo del diario POR ESTO! realizó un recorrido, de manera incógnita, en los dos principales hospitales de la capital campechana, en donde a diario existen denuncias que reflejan tan sólo un pequeño ejemplo de la problemática que enfrenta el sector de la salud en la entidad.

Por un lado, el sistema de la salud ha sido de los primeros que ha logrado trasplantes de corazón, en donde a diario se encuentra mucho dolor, principalmente de la población más pobre y necesitada.

Durante los últimos seis años, en Campeche ha aumentado el presupuesto al sector salud, al menos en 47 por ciento, en el último sexenio se invirtieron más de 10 mil millones de pesos y más de 48 mil millones de pesos en medicina, aunque la realidad es que la mayoría de los derechohabientes tiene que comprar sus propios medicamentos debido a la carencia de los fármacos en los hospitales populares, además de que los hospitales se encuentran en terrible estado.

La infraestructura hospitalaria en la entidad, actualmente, ocupa a mil 300 médicos y mil 500 enfermeras y enfermeros en todas las unidades, donde se garantizan las claves de medicamentos y los insumos hospitalarios para dar la asistencia, además se cuenta con 42 unidades móviles, 304 casas de salud, 374 Promotores Asistentes Rurales en Salud (PARS) activos y 257 parteras activas en las localidades más retiradas.

Las cifras equivalen a 1.6 enfermeras por cada 10 mil habitantes, 1.6 camas por cada mil habitantes, evidentemente, tanto las camas como las enfermeras y los doctores no son suficientes para la enorme demanda que existe para la atención de la población campechana.

En diciembre pasado, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, presentó el Plan Nacional de Salud, con el que se busca mejorar el sistema público de salud del país, así como mejorar la calidad del servicio y garantizar medicamentos gratuitos.

Este Plan Nacional de Salud contará con 22 mil millones de pesos, el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que con este plan prioriza mejorar el derecho a la salud de todos los mexicanos, establecido en la Constitución.

Para este nuevo sistema nacional de salud se plantea desaparecer el cuadro básico de medicamentos y dar acceso a todas las medicinas.

“Más de la mitad de la población no tiene seguridad social, entonces para ellos es este programa, es para todos, pero el énfasis es atender a los que no tienen seguridad social, a los más pobres.”

De acuerdo con el Presidente López Obrador, el objetivo del nuevo Plan Nacional de Salud pretende rescatar el sistema de salud pública en todos sus niveles, desde la atención de primer nivel que es básica, los Centros de Salud, las Unidades Médicas del Seguro Social, para crear un primer nivel de atención a la salud de la población.

En el caso del Sistema Nacional de Protección Social en Salud (Seguro Popular), recientemente, el Gobierno Federal anunció que no va a desaparecer como se había anunciado con anterioridad y, por lo contrario, lo transformará para convertirlo en un Sistema Unico de Salud para el Bienestar, el cual agrupará a todas las instituciones de salud y eliminará las barreras de acceso a la salud que tiene el Seguro Popular.

Actualmente, se encuentra en construcción el paradero de camiones, por lo que llegar al hospital por este medio será más fácil.

“La ubicación es más que buena, muy céntrica; sin embargo, encontrar dónde estacionarse será un verdadero dolor de cabeza. En referencia a la atención, lo único que puedo comentar es que presenta altibajos, como cualquier otro hospital”, señaló el señor Giner Vázquez.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.