sábado, julio 4

Buscan que el Gran Acuífero Maya sea Patrimonio Mundial de la Unesco

0
383

El Gran Acuífero Maya (GAM), ubicado en la Península de Yucatán, es un medio conector de ecosistemas delicados, una fuente vital para la gente de la zona, y un contenedor de material arqueológico y paleontológico.

Por esto y por su belleza natural, se busca que el GAM ingrese a la lista de Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Este trabajo está a cargo de Guillermo de Anda, quien trabaja en la elaboración del expediente técnico, lo cual fue informado por el propio arqueólogo y Pedro Francisco Sánchez Nava, coordinador nacional de Arqueología del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

La lista de Patrimonio Mundial de la Unesco clasifica a los sitios como bienes culturales, naturales o mixtos.

Hasta el momento, México solamente tiene dos: el Valle de Tehuacán – Cuicatlán: hábitat originario de Mesoamérica, y la Antigua Ciudad Maya y bosques tropicales protegidos de Calakmul, Campeche.

Sánchez Nava señaló que el GAM reúne todas las características y los méritos para obtener la declaratoria de Patrimonio Mundial, en la categoría de Bienes Mixtos.

El santuario subterráneo está a cerca de 24 metros de profundidad.

“El trabajo es que para que estos espacios tan frágiles puedan conservarse y trascender a otras generaciones, se trabaja en la elaboración de un expediente técnico y muy completo, a prueba de todo, es un proceso muy largo y México tiene que garantizar la preservación del bien”, aseveró Sánchez Nava.

El coordinador nacional de Arqueología resaltó la importancia de la parte de la preservación y sugirió que en esa zona debería haber mayor cuidado, porque, por ejemplo, es el lugar donde los hoteles depositan sus desechos.

El arqueólogo Guillermo de Anda explicó que la idea de trabajar en la declaratoria como Patrimonio Mundial del GAM no es nueva, pues desde 2017 surgió una propuesta; sin embargo, no se le dio continuidad.

Pedro Francisco Sánchez Nava y Guillermo de Anda coincidieron en que tan sólo elaborar el expediente requerirá de un par de años, aunque el director del GAM indicó que en dos semanas comenzarán a trabajar con una consultora.

“El trabajo con la consultora nos servirá para integrar los documentos que nosotros tenemos como investigadores. En dos años esperamos que esté integrado por completo el expediente para que después sea sometido ante la Unesco”, explicó De Anda.

El arqueólogo actualmente trabaja junto con otros 15 investigadores del INAH para poder integrar el expediente, pues, resaltó, les interesa “de sobremanera el Acuífero”, dado que se trata de un elemento con rasgos únicos en el mundo.

“Es muy importante cuidarlo, sería una lástima que se perdiera por contaminación, destrucción o por saqueo”.

Si se diera la declaratoria de Patrimonio Mundial, comentó el arqueólogo, no solamente quedaría en una placa, pues México tendría mayor prestigio a nivel internacional y el lugar se conservaría mejor.

Fuente: Novedades Yucatán

Leave a reply