martes, octubre 15

“Campaña de odio” en clínica

0
116

Hostigamiento y cobros indebidos en centro de salud

DZAN.— Trabajadores del Centro de Salud y beneficiarias de Prospera piden a autoridades del gobierno del Estado y de la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY) que investiguen una serie de presuntas irregularidades que ocurren en el nosocomio que dirige Imelda Gala Basto.

Los denunciantes quienes se identificaron plenamente, pero pidieron el anonimato por temor a represalias, refieren que Jorge Sosa Acosta, promotor de Salud, incurre en diversas irregularidades en complicidad con la directora Imelda Gala.

Documentos en mano, los trabajadores del Centro de Salud aseguran que han acudido a diversas instancias para denunciar los problemas que ocurren en el hospital y hasta la fecha no han recibido respuesta.

Denuncian que son víctimas de hostigamiento laboral a cargo del promotor de Salud, quien con base en amenazas a las beneficiarias de Prospera busca levantar quejas por supuestos malos servicios contra el personal, a fin de que la Secretaría de Salud los despida.

Sosa Acosta fue presidente del Comité del PRI en Ticul muchos años. De acuerdo con los quejosos, actualmente tiene dos cargos con el mismo horario: uno como jefe de Zona Territorial del Sur, en la Sedesol, y otro como promotor de salud en el Centro de Salud desde hace 19 años, pero a donde “solo acude de vez en cuando”.

“La situación en el ambiente de trabajo del Centro de Salud se viene dando desde hace varios años, hasta que últimamente se ha venido agravando. La directora está enterada de las anomalías, pero no toma acciones ya que solo acude de dos a tres veces por semana al hospital”, señalan.

“En la clínica se han estado realizando cobros indebidos a la ciudadanía y no se rinden cuentas. La situación empeoró durante los tiempos de campaña, ya que tanto el promotor como la directora se ausentaron más tiempo y como medida de presión al personal se iniciaron sanciones ante la mínima falla de los trabajadores, incluso con descuentos de sueldo.

“Ante estas irregularidades, decidimos reportar el problema ante la Jurisdicción Sanitaria (No. 3) a cargo del doctor José Sandoval Castro, pero éste se hizo de la vista gorda porque eran tiempos electorales y decidieron no hacer nada con tal de no afectar a nadie ni levantar escándalos”.

Los quejosos aseguran que la directora y el promotor de salud “han emprendido una campaña de odio contra el personal del Centro de Salud”, principalmente sobre quienes llevan más tiempo en la clínica.

Amenazas

Beneficiarias de Prospera aseguran, por su parte, que Sosa Acosta las ha comenzado a amenazar con quitarles las becas de ese programa si no firman unas fichas de queja contra los trabajadores de la clínica.

Refieren que en varias ocasiones las ha convocado con base en engaños a realizar manifestaciones en el hospital para exigir el cambio de médicos y otros trabajadores, principalmente los que se oponen a las irregularidades que cometerían en el Centro de Salud.—

Fuente: Diario de Yucatán

Comments are closed.