lunes, febrero 24

Campechanos se resisten a reubicación; “ni por un millón de pesos”, sostienen

0
159

“Ni por un millón de pesos venderemos nuestras viviendas; los dueños originales no quisieran eso”, manifestó Guadalupe Rodríguez Cáceres, vecina del barrio de Santa Lucía, quien junto con otros residentes del tradicional rumbo, quienes expresaron que llevan más de 60 años viviendo ahí o incluso que la zona ha sido asiento de sus familias por más de seis generaciones, por lo que no quieren ser reubicados ante el eventual paso del Tren Maya por las vías ubicadas en la proximidad de sus viviendas.

Doña Lupita destacó que cuando sus antepasados llegaron a poblar la zona de Santa Lucía, para lo cual mostró un acta de propiedad notariada, todo era monte y tierra; no había vías férreas ni pensaban que en algún momento pudiera hablarse de un proyecto similar, y ahora que tienen las rieles y el ferrocarril muy próximos, y han aprendido a vivir con ese espacio, pretenden desalojarlos cuando primero fueron sus casas.

Los vecinos incluso mencionaron que estudios realizados hace dos años por la Universidad Autónoma de Campeche, en conjunto con el gobierno del estado, muestran que la zona del barrio de Santa Lucía está llena de socavones o cuevas, mismas que han servido como contenedores de las aguas residuales de las casas antiguas de la zona.

“Esas cuevas hacen que el proyecto en medio de la ciudad sea imposible. Lo mismo pasa en zonas de San Pancho, la Ermita y todo barrio tradicional; mis abuelos llegaron desde 1870 aproximadamente e iniciaron el proceso de compra de estas tierras”, expresó doña Lupita, y seguidamente lo confirmaron sus hermanas.

Relataron que para 1931 las tierras ya eran de sus padres. Un documento, un acta notariada, avala su declaración, seguida del señalamiento que para esas fechas aún no habían llegado las vías en esa zona, lo que ocurrió aproximadamente hasta 1938.

Los vecinos anunciaron que este jueves, desde las 11 horas, se manifestarán frente a Palacio de Gobierno en contra del paso del Tren Maya por en medio de la ciudad, así como contra su reubicación y la falta de información, “porque si en algo han hecho énfasis los pobladores del Camino Real, La Ermita, Chiná en su momento, y ahora Santa Lucía, es que no hay información oportuna y nos mantienen en la incertidumbre”, indicaron, y abundaron que únicamente se enteran de algunos datos a través de redes sociales o los medios de información.

Esperan que a esa manifestación acudan los habitantes del Camino Real, “pues son los más interesados en hacer que respeten sus derechos, a que les informen realmente cómo será el proyecto y sobre todo, quienes quieren que el proyecto cambie de lugar a otra zona de la ciudad”, señalaron. También refirieron no estar en contra de la modernidad y el desarrollo, sino están molestos porque los quieren mover contra su voluntad.

Fuente: La Jornada Maya

Leave a reply