lunes, agosto 19

Campesinos, protegidos por venerada imagen

0
72

Tizimín, Yuc.- Cuando los campesinos salen de su casa, al llegar al final del pueblo se encuentra la Santa Cruz, que los guiará y los protegerá para que regresen con bien, nuevamente con sus familias.
Es sagrada, es la protectora de los hombres que parten hacia el monte para trabajar desde el amanecer hasta que se oculta el astro rey.
Dionisio Canché es un campesino que diariamente se despide de su esposa e hijos y va al monte a trabajar, acompañado de su perrito, pero antes de tomar el camino se detiene, recoge nueve piedritas y las deposita al pie de la Santa Cruz.
Algunos le llevan flores, otros, ofrendas para que los cuide y guíe durante el camino, durante la larga jornada de trabajo y regresen con bien a su hogar donde los espera su esposa e hijos.
Esta costumbre aún persiste en esta ciudad, donde al final del pueblo, en los caminos se puede observar el altar de la Santa Cruz, colocada en un montículo de piedras en donde se detienen las personas creyentes y depositan sus piedritas o sus ofrendas para que los protejan al entrar al monte y para que no carguen un “mal viento” (espíritu maligno).

Fuente: Por Esto!

Comments are closed.