martes, octubre 20

Casos de diabetes en QRoo aumentaron 27 por ciento en un año

0
2409

El estado ocupa el primer lugar en la península en en casos detectados

Un incremento de 27 por ciento en casos de diabetes durante el año hace que Quintana Roo se convierta en el primer lugar de la Península de Yucatán en casos detectados, de acuerdo con el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (Sinave) hasta el mes de noviembre de 2019.

La diabetes va en aumento: la prevalencia, que ha dejado de afectar predominantemente a los países ricos, está aumentando de manera exponencial, sobre todo en los países de ingresos medianos. Cuando la enfermedad no está atendida, las consecuencias para la salud y el bienestar son graves, incluso hasta la muerte.

El estado ocupa el primer lugar en la península en nuevos casos de diabetes, y 41 por ciento (4 mil 923) de los 11 mil 954 diagnosticados están en la entidad, donde se registraron mil 47 pacientes más que en 2018, cuando hubo tres mil 876. En Yucatán se reportaron cuatro mil 722 personas, 118 más, y Campeche tuvo dos mil 306 pacientes, 162 más.

En los tres estados las mujeres fueron las más afectadas: de los 11 mil 954 casos, más de la mitad (55 por ciento o seis mil 376 personas) correspondió al género femenino, y el área terapéutica de diabetes de la farmacéutica Sanofi explicó que los enfermos tendrán que regularizar su azúcar en sangre en tres meses; sin embargo, la tendencia es que sólo uno de cuatro lo lograrán.

En comunicado, el laboratorio señaló que la diabetes y sus complicaciones tienen, además, efectos económicos nefastos para las personas y sus familias, así como para las economías nacionales. Las personas con diabetes que dependen de la insulina para sobrevivir pagan con la vida cuando carecen de acceso a ésta a un costo asequible.

“Es fundamental bajar la cantidad la glucosa de manera inmediata porque el paciente sigue en un descontrol metabólico; tiene riesgo de desarrollar complicaciones crónicas como ceguera, amputaciones por infección, pérdida de la función renal, entre otras”, añade el texto en el marco de la campaña Diabetes a tu manera, que busca brindar soluciones personalizadas.

En ese sentido, el documento apunta que es necesario que el médico modifique la dosis del medicamento o bien el cambio de sustancia porque en la mayoría de casos se debe a que la gente carece de los conocimientos mínimos sobre los síntomas de la diabetes tipo 2 y se entera hasta que acude al médico y le detectan.

Tras el diagnóstico, sólo una de cada 10 personas lleva el control adecuado a la enfermedad, lo que produce que en menos de una década desarrollen problemas de la vista, como glaucoma o retinopatía.

Al respecto, Joaquín Lozano Guasch, titular de la Clínica de Ojos, explicó que muchos de los que llegan al nosocomio privado, acuden porque presentan síntomas, en ocasiones irreversibles como ceguera parcial o total: “Se vuelven pacientes terribles porque no sólo tienen un problema en la vista, por lo que los tienes que operar, sino también traen daño renal, algo que se hubiera podido controlar”.

Asimismo, indicó que el tratamiento para la retinopatía diabética es de aproximadamente 100 mil pesos por seis meses, mientras que el costo de la Glibenclamida y la Metformina –fármacos utilizados para controlar la diabetes tipo 2– es de entre 26 y 130 pesos la caja con una decena de cápsulas, por lo que “prevenir resulta mejor y más barato para el paciente”.

Fuente: La Jornada Maya.

Leave a reply