domingo, marzo 29

‘Catalanes defienden derecho a decidir’

0
258

 

Inicia mesa de diálogo con España; estuvieron presentes ocho representantes de cada gobierno y los presidentes Pedro Sánchez, de España, y Quim Torra, de Cataluña, se llevó a cabo en La Moncloa

Las conversaciones entre los gobiernos de España y Cataluña iniciaron ayer, con el fin de solucionar la crisis política que se vive desde 2017. Se trata de “poner sobre la mesa el derecho que tiene el pueblo catalán de decidir sobre su independencia”, dijo a Excélsior Lleïr Daban, delegado de Cataluña en México.

El encuentro, en el que estuvieron presentes ocho representantes de cada gobierno y los presidentes Pedro Sánchez, de España, y Quim Torra, de Cataluña, se llevó a cabo en La Moncloa.

Daban destacó que uno de los puntos importantes para el avance de las negociaciones es que reconozcan que “80% de los ciudadanos cree que poder decir si están a favor o en contra de la independencia es una solución muy viable al conflicto y eso es lo más democrático que puede tener una sociedad”.

Mediante un comunicado, Sánchez y Torra afirmaron que en la reunión “abordaron aspectos metodológicos y sirvió para constatar la naturaleza política del conflicto y que éste requiere de una solución política”.

El proceso separatista comenzó a gestarse en 2012 y fue en 2014 que el entonces presidente de la Generalitat, Artur Mas, convocó a una consulta independentista; luego, en 2017 un referéndum considerado ilegal por las autoridades españolas desató protestas ciudadanas y agravó la crisis política.

El delegado catalán en México comentó a este diario que “este gobierno español (de Pedro Sánchez) ha sido mucho más dialogante, mucho más receptivo a la hora de poder poner temas encima de la mesa sobre Cataluña-España”.

Subrayó que, en la época en la que gobernaba el Partido Popular, la derecha española, una derecha que ahora se está juntando con la extrema derecha de Vox, fue cuando hubo el mayor distanciamiento con Cataluña, hubo esa agresividad judicial que culminó con meter a prisión a políticos, solamente por defender unas ideas”.

“Estamos contentos por este primer paso entre los dos gobiernos y creemos que es la forma más democrática para poder solucionar el conflicto”, afirmó Lleïr Daban.

Por su parte, la portavoz española, María de Jesús Montero, indicó que “la opción de no hacer nada ya se probó y se demostró que no sirvió; este gobierno busca construir puentes y seguir avanzado en el futuro para que la realidad en Cataluña sea mejor”.

Montero agregó que una delegación de cada parte se reunirá cada mes para continuar las conversaciones y solucionar el conflicto independentista, y Sánchez y Torra revisarán los avances en encuentros semestrales.

EL CAMINO A LA CRISIS

En 2014 el entonces presidente de la Generalitat, Artur Mas, convocó a una consulta independentista.

Un año después se realizaron elecciones plebiscitarias en las que ganó la campaña Juntos por el Sí.

Una de las promesas de campaña de Carles Puigdemont, quien llegó a ser presidente catalán, fue impulsar un referéndum de independencia.

Lo realizó el 1 de octubre de 2017; 90% de los ciudadanos votó en favor de la independencia de Cataluña.

Mariano Rajoy, entonces presidente de España, rechazó la legalidad del referéndum.

Los catalanes festejaron la declaratoria de independencia y demandaron el reconocimiento de ella por parte de España, pero fuerzas de seguridad reprimieron la manifestación. Hubo más de 700 heridos.

El gobierno español abrió un juicio en contra de los líderes separatistas y condenó a prisión a 12.

Fuente: Excelsior.

Leave a reply