sábado, septiembre 19

Catálogo de Netflix ha decrecido un 40% desde 2014

0
989

Tiembla el suelo donde alguna vez se erigió el rey del streaming. Lo que hace unos años puedo asemejar a un monopolio dentro de los servicios de vídeo bajo demanda, ahora deviene más y más una competencia que conlleva una extenuante oferta de contenidos. Mientras que el público ya no sabe en cuál suscripción invertir su salario, el antiguo «monarca» padece sus propias crisis. Nuevos reportes sugieren que, a lo largo de los últimos cinco años, el catálogo de Netflix ha decrecido un 40% en materia de películas.

Dicho cálculo pudo alcanzarse gracias a datos publicados por Streaming Observer. En 2014, acorde al medio, la empresa de la «N» roja disponía de 6,494 largometrajes en su servidor. Para 2019, los constantes altibajos en la oferta de Netflix han culminado en una cifra nada favorable. Actualmente, son 3,849 los títulos disponibles para cinéfilos suscritos a la plataforma.

Durante mucho tiempo, Netflix significó un extraordinario recurso (único en su clase) para que los grandes estudios fílmicos continuaran atrayendo público hacia sus diversas producciones, actuales y pasadas. Más allá de los cines y del formato casero, la compañía streaming dominaba posibilidades de distribución anteriormente inexploradas.

No obstante, una firme e inevitable oleada de competidores fue expandiéndose gradualmente hasta conformar la «rivalidad» que hoy en día conocemos: Hulu, Amazon Prime, Apple TV+ y Disney Plus, entre otros. Ahora las películas que aspiran llegar o permanecer en el streaming no dependen sólo de Netflix y pueden optar entre un catálogo y otro.

Con esta realidad, se justifica el decaimiento de largometrajes ofertados por la «N» roja, y su apuesta por contenido original. Las épocas en que simplemente se exhibían los audiovisuales de otros estudios han quedado atrás; ahora atestiguamos una revolución en que los canales digitales producen sus propias narrativas.

El rey no ha muerto.

Fuente: CINEPREMIERE

Leave a reply