lunes, julio 13

Chichén Itzá, una de las maravillas del mundo más caras para visitar

0
280

Chichén Itzá se convierte con el incremento aprobado de la noche a la mañana en la Ley de Ingresos del Estado de Yucatán en una de las maravillas del mundo más caras que visitar, sólo detrás de Petra en Jordania y de Machu Picchu en Perú, que alcanzan altos costos por la calidad y cuidado de la zona. El pago que debe realizar el turista se encarece sumando los demás impuestos y derechos que se generan por ingresar al país y por llegar a la zona arqueológica.

El encarecimiento en el costo de entrada y la baja calidad de servicios que se ofrece al visitante, hacen que se pierda la competitividad para atraer turismo a la región. Y así lo reconocen turisteros del destino que captan el mayor flujo de visitantes extranjeros en la región.

Maravillas como la muralla China o el Coliseo de Roma mantienen precios por debajo de Chichén Itzá en el ticket de entrada, aunque también van elevando su costo si se visita mediante un tours, el pago del transporte e impuestos y derechos que se han impuesto para mantener estas zonas protegidas. La diferencia entre unas y otras es la calidad del servicio que se ofrece y el cuidado de sus gobiernos por mantener estas zonas dentro de la competitividad turística internacional.

Chichén Itzá, una de las siete maravillas del mundo, es sin duda el sitio arqueológico más importante del Mundo Maya que busca el turista internacional y que desea conocer, sin embargo, contrario a las restantes maravillas del mundo moderno, la preservación y cuidado de este sitio deja mucho que desear y el turista puede no sentirse cómodo en su ingreso al encontrar un mercado de vendedores ambulantes y carencias serias en la calidad de los servicios que terminan incomodando a los visitantes.

Agentes de Viajes de Cancún han denunciado por muchos años las condiciones de operación que se ofrecen en la zona, que ha sido invadida por vendedores ambulantes que han encontrado dentro de la zona arqueológica su modo de vida.

La situación, reconocen autoridades del sector turístico y prestadores de servicios, es delicada y se tendrá que resolver para poderse mantener en el mercado competitivo internacional, pues no se puede ofrecer una maravilla moderna mundial si las condiciones de competitividad no son las adecuadas.

Sin duda, reconocen los agentes de viajes, Chichén Itzá es el sitio arqueológico más demandado por el turismo internacional, sobre todo europeo, por lo que no se podrá negar el servicio, pero sí se ofrecerán otras opciones al turista a quien se le advierte de los problemas que se tendrán en la zona con la falta de servicios adecuados y con la sobreventa ambulante que se ha instalado.

Deberá ser el gobierno en Yucatán, quien realmente dé una solución al problema de años para mantenerse en la competencia internacional y provocar ese mayor interés del mercado reflejando en sus costos, esa calidad de servicio y esa mejora que tanto requiere la zona arqueológica de Chichén Itzá y de otras más de Yucatán que también por sus altos costos, no serán demandadas.

La mejora debe ser integral y abarcar el pueblo de Pisté, pues en esa medida se tendrá el mayor éxito y un turismo repetitivo que genere su propia promoción, como sucede en sitios como Cobá, Tulum, que también reportan las mayores visitas del estado.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.