martes, abril 7

Cientos de personas despiden a los tres campesinos

0
160

TZUCACAB.— Decenas de familiares, amigos y vecinos de la comisaría de Dzi y de esta cabecera sepultaron a los tres campesinos que fallecieron anteayer miércoles, al ser embestido el mototaxi en el que viajaban en la carretera Tzucacab-Peto, cuando se dirigía a su milpa.

Como informamos ayer, según datos obtenidos en el lugar de los hechos, el percance ocurrió cerca de las 6 de la mañana, cuando el vehículo adaptado fue arrollado por el Volkswagen Derby color blanco placas YYY-750-B, cuyo conductor no había sido identificado por los policías municipales, y solo encontraron dentro del auto , en el asiento del copiloto, a Adrián Ernesto Cachón Chim, de 21 años. Extraoficialmente se dijo que éste era quien conducía.

El mototaxi era guiado por Rodolfo May Yupit, de 58 años, quien iba acompañado de José Cupertino Xix Ku, de 62 años, y Antonio Virgilio Dzib Xiu, de 69.

De manera instantánea perdieron la vida May Yupit y Xix Ku, en tanto que Dzib Xiu fue trasladado de emergencia, con vida, al hospital de Oxkutzcab, tras recibir asistencia de los paramédicos de la SSP. Sin embargo, falleció en la clínica debido a la gravedad de sus heridas.

La comunidad de Dzi y la cabecera fueron conmovidas por este trágico accidente, ya que los fallecidos eran muy conocidos en el municipio.

Los cuerpos de los tres fallecidos llegaron ayer, cerca de las 10:30 de la mañana, y el funeral se realizó a las 2 de la tarde, después de que fueron velados en la parroquia Santa Ana y San Joaquín, en Dzi.

El cortejo fúnebre salió de la pequeña comunidad hacia el panteón de esta cabecera, ubicado a más de 2 kilómetros de la comisaría, en la calle 40 salida hacia el exingenio Kakalnah, donde los cuerpos fueron sepultados.

Al sepelio se unieron cientos de familiares y amigos de los deudos, quienes se tras-ladaron en varios automóviles, camionetas, mototaxis y motocicletas, hasta llegar al cementerio. Recorrieron las calles 30, 23 y 32, hasta la calle 40 y enfilarse al camposanto.

Fuente: Diario de Yucatán

Comments are closed.