sábado, octubre 24

Cierra Mi Viejo Molino en Campeche, COVID-19 agravó crisis

0
102

El restaurante de cadena en Campeche Mi Viejo Molino y el Sport Bar Sport City en Carmen también se agregan a la lista de establecimientos que cierran sus puertas al público debido a las condiciones económicas que vive la entidad debido a la pandemia del SARS-COV-2 que ha obligado a unos a modificar sus estrategias o implementar medidas que sirvan para que llegar a donde no habían llegado antes, como el servicio a domicilio en muchos de los casos, así como promociones diarias.

El Viejo Molino en la capital, adaptó desde la primera semana de la contingencia el servicio, cerró sus puertas y adecuó un espacio en las afueras de su establecimiento como entrega para llevar, además que contrató al menos a un cuarteto de repartidores con motocicleta para entregas a domicilio, aunque su fuerte siempre fue el servicio presencial.

En Campeche la apertura de restaurantes inició el 1 de junio, pero con las medidas de sanidad necesarias para preservar la seguridad y la salud de los comensales que llegasen a consumir en su establecimiento, entre ellos, dos comensales por mesa, el uso de cubre bocas y caretas en los empleados, así como proporcionar gel antibacterial a todo cliente que ingresara, mientras que los comensales debían llegar con el cubre bocas y solo cuando su comida estuviera en la mesa podrían quitárselo, además de la ley seca.

En el cartel publicado en sus redes sociales agradecen la preferencia que tuvieron los campechanos con el establecimiento menos de un año y que no sabían si el cese de actividades era temporal o de manera definitiva.

Cabe mencionar que un par de meses atrás, un ex gerente del lugar fue entrevistado y relató cuales son las expectativas de un franquicia como Mi Viejo Molino, donde el dueño esperaba un ingreso de al menos 1.8 MDP mensuales para la operatividad de la nómina, el reabastecimiento de los insumos, los impuestos, renta del inmueble y el uso de energéticos como la electricidad, el gas y demás.

Fuente: Jornada Maya

Leave a reply