miércoles, septiembre 30

Citilcum deja costumbre de maltrato animal y mantiene celebración de San Bartolo

0
390

El trabajo realizado en la comisaría de Citilcum, en Izamal, por la organización Humane Society International (HSI) México desde hace cuatro años, ha dejado como resultado que en la tradicional festividad de San Bartolo ya no se utilicen animales.

“Lo que se hacía ahí era rellenar piñatas con animales vivos, con iguanas y zarigüeyas principalmente, y golpear las piñatas, por lo que los animales sufrían daño o morían. También se concursaba para descabezar patos vivos”, narró el maestro Anton Aguilar, director ejecutivo de HSl México.

A partir del trabajo realizado por la revista Vice México en mayo de 2015, donde se dan a conocer las prácticas que tenía la comunidad durante la fiesta antes mencionada, organizaciones que trabajan en pro de los derechos de los animales, como HSI México, se han dedicado a sensibilizar a los pobladores sobre la crueldad y el maltrato animal.

En el caso concreto de Citilcum, “hemos estado trabajando desde hace más de cuatro años y logramos que desde el 2016 cambien el maltrato animal que tenía lugar ahí para las celebraciones de San Bartolo, el último fin de semana de abril”.

La labor de HSI en Citilcum consistió en “trabajar con la comunidad, hablar con las autoridades políticas, religiosas y organizaciones protectoras de animales locales y logramos llegar a un acuerdo para transformar esta fiesta”, Aguilar refiere que esta celebración es la más popular “y más importante de esa comisaría”.

Parte del trabajo es que la festividad se siga realizando “pero sin maltratar animales y eso se logró en 2016 y desde entonces se ha mantenido sin maltrato, hemos trabajado muy de la mano con las autoridades para ofrecer pláticas en las escuelas, para sensibilizar a los jóvenes sobre la importancia del cuidado y respeto de los animales”.

El director de HSI México comenta que los adultos mayores fueron quienes mostraron un poco más de rechazo a la propuesta de la modificación.
“Trabajando en las escuelas nos hemos dado cuenta que los niños y los jóvenes son muy abiertos, tienen una mentalidad muy distinta”.

Otra característica de la festividad es que “era muy excluyente, sólo participaban hombres y jóvenes, ahora lo que hacemos es que entre varios socios y aliados ofrecemos alternativas de entretenimiento que no supongan maltrato animal”.

HSI México organiza concursos deportivos, juegos, espectáculos de comedia, “algunos años estuvo yendo Tina Tuyub, este año participó otro comediante, hemos tenido participación de beisbolistas de los Leones de Yucatán. Se ha vuelto algo más incluyente donde pueden participar las familias”, aseguró Aguilar.

Anton Aguiar considera que el cambio en Citilcum marca un precedente importante ya que “hay muchas festividades en nuestro país, casi siempre lamentablemente en fiestas patronales, en las que se maltratan distintos tipos de animales”.

En otro tipo de prácticas, con otros animales, el maltrato animal es “un fenómeno bastante extendido, por ello es importante demostrar que esas actitudes pueden cambiar”.

El maestro Aguilar dice que “esos datos son un poco difíciles de cuantificar, no los tenemos”, habló de otras entidades como la Ciudad de México que cuenta con una Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial, “no es el caso de Yucatán”, en esas instancias se denuncia el maltrato animal, “normalmente de animales domésticos”. La Procuraduría “sí cuantifica el número de denuncias de maltrato animal que recibe”.

“En Yucatán entiendo que es competencia de la Fiscalía del Estado, porque no hay una Procuraduría Ambiental propiamente como en la Ciudad de México y otros estados, quizá la Fiscalía tenga ese registro”.

Fuente: La Jornada Maya

Leave a reply