viernes, abril 3

Clausuran dispensadoras de agua purificada en Q. Roo

0
316

Se detectó contaminación en el vital líquido que puso en riesgo la salud de los consumidores.

CHETUMAL, Q. Roo.- De enero a septiembre, la Cofepris clausuró 26 dispensadoras de agua purificada en Quintana Roo, que presentaron niveles de contaminación en el vital líquido y pusieron en riesgo la salud de los consumidores.

CHETUMAL, Q. Roo.- De enero a septiembre, la Cofepris clausuró 26 dispensadoras de agua purificada en Quintana Roo, que presentaron niveles de contaminación en el vital líquido y pusieron en riesgo la salud de los consumidores.

Miguel Alejandro Pino Murillo, director de la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) en la entidad, precisó que el número de casos se duplicó respecto al año 2017, que fueron 12 clausuras aplicadas a este tipo de negocios. Además, se les impuso una multa de entre 40 mil 300 pesos y 322 mil 400 pesos.

En estos casos se identifica la presencia de hongos, bacterias, verdín, moho o sarro en tuberías, lo que implica una inhabilitación inmediata para evitar el consumo humano.

En lo que va de este año, se realizaron las visitas de inspección a las 322 dispensadoras de agua purificada registradas oficialmente en el padrón en los 11 municipios del Estado; aunque se estima que hay algunas que no se encuentran reguladas, es por ello que se verifican de manera constante.

Este año detectamos que en 26 habían rastros de algún contaminante, principalmente en las membranas utilizadas en la ósmosis inversa y nanofiltración, de ninguna manera podemos dejar que sigan operando en esas condiciones insalubres, por esos fueron inhabilitadas de manera temporal en lo que hacen las adecuaciones y resarce la irregularidad, para poder operar”, dijo.

Identifica que la mayoría de las dispensadoras que presentan irregularidades sanitarias se presentan en la zona norte de la entidad, en los municipios de Benito Juárez y Solidaridad y en menor número en el centro y sur del Estado, aunque no precisa específicamente.

Tenemos desplazados un total de 126 verificadores en Quintana Roo, el procedimiento marca que tras detectar algún anomalía sanitaria, como el famoso verdín o moho en la infraestructura por donde pasa el agua, se procede a sancionar de manera económica entre 500 y cuatro mil Unidades de Medida de Actualización (UMA), que para estos casos su unidad de valor es de 80.6 pesos”, comentó.

En 2017, fueron 12 dispensadoras de agua purificada que fueron clausuradas por presentar la misma situación; sin embargo, este año se tiene un incremento del 116% en incumplimiento de las medidas sanitarias adecuadas para operar este tipo de negocios por parte de los propietarios.

Fuente: Sipse

Comments are closed.