martes, junio 18

Clima de confrontación

0
41

Tras ser removido de sus labores, el líder Manuel Bonilla Carrillo prepara su defensa jurídica / Alcalde Eliseo Fernández subraya que NO cederá a los chantajes de nadie y demostrará que el dirigente sindical sólo perjudicó a trabajadores y ciudadanos.

CAMPECHE, Cam..- Incentivada desde el Palacio de Gobierno, ayer tendió a agudizarse la confrontación entre los sindicalistas del Ayuntamiento de Campeche y el alcalde Eliseo Fernández Montufar. Sin embargo, la suspensión del dirigente Manuel Bonilla Carrillo, por violentar el reglamento laboral del Ayuntamiento de Campeche, sirvió de antídoto a la “rebelión” laboral y la mayoría de los manifestantes retornarán a sus puestos laborales.

Ayer, mientras el edil campechano Eliseo Fernández Montufar se dirigía hacia la Ciudad de México, el dirigente sindical Manuel Bonilla Carrillo, de la Sección Sindical de los Trabajadores al Servicio del Estado de Campeche, se dedicó a defender su cargo laboral, del que fue suspendido supuestamente por haber infringido el artículo 70 a la Ley Reglamentaria de los Estados Unidos Mexicanos.

A la suspensión laboral, procedió la reacción de Bonilla Carrillo, quien aseguró en un documento que entregó ante la Secretaría Técnica del Ayuntamiento que estaba siendo objeto de represión por parte de la autoridad municipal.

“Por medio del presente, como líder y representante de los trabajadores del Sindicato Unico de Trabajadores de los Poderes, Municipios e Instituciones Descentralizada del Estado de Campeche, Sección Sindical del H. Ayuntamiento del Municipio de Campeche, mejor conocido como Corazón Valiente, le comunico que los trabajadores de este sindicato venimos a buscar un diálogo con usted como Alcalde”, reza al inicio del documento entregado por el sindicalista burócrata.

En el mismo documento se precisa que por instrucciones del edil, han sido despedidos los hijos de los trabajadores sindicalizados, violándose las condiciones generales de trabajo así como también los derechos laborales de los agremiados a este Sindicato.

“Asimismo, venimos a denunciar los malos tratos y vejaciones que sufren los trabajadores del rastro por parte del subdirector José Angel Pérez Herrera y de la directora de Servicios Públicos, Susana Ramírez García, quienes dicen que son instrucciones directas de usted”, agrega el documento.

El dirigente de “Corazón Valiente” precisó que lejos de obtener una respuesta positiva al diálogo, únicamente han encontrado evasivas, cerrazón y negativas, por lo que el Sindicato de los Tres Poderes tomó la determinación de proceder conforme a derecho.

Sin embargo, el dirigente sindical manifestó que regresarán a sus áreas de trabajo porque no quieren afectar a la ciudadanía en la prestación de los servicios públicos, pero reiteraron que emprenderán medidas legales en defensa de los trabajadores.

También precisa en el documento que la publicación de su suspensión laboral por parte del Alcalde le daña a él y a su familia, debido a que fue exhibido públicamente como un mal trabajador, razón por la que dijo también procederá legalmente en contra del edil.

Repudio popular

Como era de esperarse, el show que protagonizan el Sindicato y el gobierno municipal (los primeros, con el incentivo del Gobierno del Estado) fue muy criticado por algunos sectores de la sociedad, quienes ven el pleito como un distractor generado por los gobernantes para que éstos puedan evadir sus responsabilidades.

No dejó de comentarse en los corrillos políticos y las denominadas redes sociales este supuesto enfrentamiento, en el que la parte más lastimada es la que representan los ciudadanos, quienes no ven otra cosa más que la intención de los protagonistas de justificar su nula labor en pro de los campechanos.

La versión de Eliseo

Entrevistado en el aeropuerto de Campeche, el edil Eliseo Fernández Montufar afirmó que, si es necesario, procederá a la liquidación del líder sindical Bonilla Carrillo, aunque el dinero tenga que salir de su bolsa, pues manifestó que no tolerará ese tipo de comportamientos durante su administración.

Declaró además que su determinación de suspender laboralmente al dirigente sindical partió de la exigencia ciudadana que considera que esta persona –el líder Bonilla Carrillo- es parte de muchos de los males que padece el Ayuntamiento de Campeche.

De igual manera, expresó que no cederá a los chantajes de ningún agremiado o líder sindical y declaró que de igual forma, el líder sindical de los Tres Poderes, José del Carmen Urueta Moha, lo ha estado buscando para entablar una mesa de diálogo y negociar beneficios personales y no beneficios de la base sindical, y que le ha dejado en claro que esas no serán las formas en que se va a trabajar.

Fernández Montufar agregó que realizó una invitación a todos los trabajadores sindicalizados del Ayuntamiento para exponerle la manera en la que se trabajaría, con la finalidad de cuidar los derechos laborales de éstos y apoyarlos en la medida que sea posible.

Aseguró que con los sindicados fue iniciado un diálogo en el que la principal propuesta era mejorar los servicios públicos, pero desafortunadamente el dirigente Bonilla Carrillo comenzó a agitar a los trabajadores, aprovechando la circunstancia que prevalecía en el Rastro Municipal.

Dijo que la mayoría de la gente que acudió a la manifestación es gente que llegó engañada, pues el dirigente dijo a la base sindical que el Ayuntamiento no estaba respetando los acuerdos existentes cuando ni siquiera se había tocado dicho tema.

“El agita a la gente para después sentarse a negociar beneficios personales, no beneficios de la base sindical. Entonces, ese es el papel que siempre ha jugado y los anteriores administradores del municipio lo han tolerado y han caído en esa dinámica. Ya les dije que la cosa cambió, creo que no lo han entendido y espero que ya lo empiecen a entender”, agregó el Alcalde.

Enfatizó que todas las personas que se sumaron al plantón a las afueras del Palacio Municipal van tener actas administrativas y se les va a descontar el día, con lo que se comprobará que Manuel Bonilla lo que hizo fue únicamente perjudicar a los trabajadores del Ayuntamiento y a los ciudadanos.

“No vamos a tolerar ni a cumplir ningún capricho, si es necesario liquidar a Manuel Bonilla, yo lo pago, pero todo será bajo argumentos jurídicos”, aseveró el edil.

También agregó que el órgano interno de control hará del conocimiento del dirigente de las justificaciones legales, así como las actuaciones que tendrán lugar en lo sucesivo, resaltó.

Al ser cuestionado sobre el documento que presentó ante la Secretaría Técnica del Ayuntamiento el dirigente sindical Bonilla Carrillo, en donde precisa que nada lo detendrá y que actuará jurídicamente, el Alcalde panista subrayó que éste está en todo su derecho de actuar jurídicamente.

Asimismo, respecto al presunto despido injustificado de varias personas, recalcó que honestamente no se ha despedido absolutamente a nadie, pues la gente que ha sido retirada de la nómina del Ayuntamiento, es por término de contrato, así como personal de confianza como jefes de departamento, coordinadores, subdirectores y directores.

Agregó que en el caso de la actual administración municipal, todos los directores saben que el 30 de septiembre del 2021 concluirá su contrato y será decisión de la próxima administración si los vuelve a contratar.

También subrayó que como responsable de la administración de los dineros de los campechanos, se encargará de no pagar salarios a personas que no asistan a trabajar, a menos que los ciudadanos digan que están de acuerdo en seguir pagando con sus contribuciones las necesidades de este tipo de gente.

“Las cosas ya cambiaron. Ya les dije que si antes fueron distintas las condiciones y antes cedieron a los chantajes a las extorsiones, en este caso va a ser totalmente distinto. Tenemos un compromiso fuertísimo con los ciudadanos y para nosotros eso es lo principal y es en lo que vamos a trabajar para cumplir”, puntualizó.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.